PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Vr La Copa Del Mundo Aventura, Juegos de Vr La Copa Del Mundo Aventura, Vr La Copa Del Mundo Aventura Gratis

tener un hijo tan estúpido. Todo despejado, jefe. Quiero que cubran la puerta y las escaleras Juegos como malditos centuriones romanos. Sírveme uno, ¿quieres? ¿Dónde estabas escondido? ¿Escondido? Cuando Seppe revisó la sala. Estaba aquí sentado. Le pregunté si quería trabajar para alguien que estuviera vivo mañana. ¿Eso fue todo lo que requirió? Eso, y tú querías poner a un idiota como Tumbero a cargo. Teníamos algo bueno aquí, y lo arruinaste todo en un día. ¿Sabes cuánta gente murió aquí por tu estupidez bachicha básica? Quizá algún día tengas un hijo y lo entiendas. ¿Entender qué? ¿Cómo está mi hijo? Tu hijo está muerto ahora. Nos habrían matado a todos. Nos habrían cazado. Lo sabes. No esperaban llegar a viejos. Yo tampoco. Tenía pensado un discurso para decirle a Albert antes de matarlo. Demasiado tarde. Muy bien. No quiero ver que maten a nadie más hoy. ¿Alguno de ustedes quiere morir? No, Sr. Coughlin. El que quiera volver a Boston tiene mi bendición. Adelante. Pero si alguno quiere quedarse aquí Juegos donde calienta el sol y las chicas son lindas Juegos les tenemos trabajo. Pero yo me retiro. ¿Quieren hablar con el jefe? Véanlo a él. Él maneja todo ahora. ¿Alguna duda en cuanto a eso? Bien. Graciela. Bien, vamos. Limpien este maldito caos. Dion manejó la banda durante ocho años. Y tenía razón. No llegó a viejo. Di lo que tengas para decir. Entonces ¿qué? Después del accidente, ¿pensaste en sacarle provecho? No. Entonces, ¿qué? ¿Qué pasó, Emma? Cuando la policía empezó a buscarme Juegos le dije al chofer que la única manera de escapar era cayendo del puente. Pero no me hizo caso. ¿Entonces? Entonces le disparé. Caímos al agua. Nadé hasta la orilla. Corrí a la casa más cercana con las luces encendidas. Era un pescador. Estaba feliz de poder ayudarme. ¿No quisiste contactarme? Si asomaba la cabeza, me habrían matado. No estaba en deuda contigo. Te lloré durante años. ¿Por qué no me dices lo mal que debería sentirme por ti? Si hubiera tenido un padre comisario de la parte linda de Irlanda Juegos pero tenía que arreglármelas. ¿Alguna vez me amaste? Nos reímos, Joe. Por momentos. Pero tuviste que convertirlo en algo que no era. ¿En qué? Una mentira. Sabes que no somos hijos de Dios. No somos personajes de cuento de una novela de amor real. Bailamos como hijos de puta, siempre al límite. Soy libre, Joseph. Si quieres darte una vuelta, estás invitado. Siempre nos reímos mucho. No quiero ser libre. Vamos. Es todo lo que siempre quisimos. Es lo que tú querías. Y ahora lo conseguiste. Adiós, Emma. Construimos las casitas de Graciela Juegos para mujeres y niños abandonados sin hogar. Bautizamos a nuestro hijo con el nombre de mi padre. Pero era considerado y amable como su madre. Sí, Tomás. ¿Adónde vas? ¿Adónde vas? Arrepiéntete. Arrepiéntete. Arrepiéntete. Arrepiéntete. Ven aquí, cariño. Déjame levantarte. ¡Arrepiéntete! ¡Arrepiéntete! ¡Tomás! ¡Arrepiéntete! ¡Arrepiéntete! ¡Arrepiéntete! ¡Arrepiéntete! ¿Estás bien? No. No. No. ¡Dios! No. Dios, no. EN CARTELERA RIDERS OF THE EASTERN RIDGE Los sábados, llevaba a mi hijo al cine.



Remonter