PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Volver Al Hombre Tiempo, Juegos de Volver Al Hombre Tiempo, Volver Al Hombre Tiempo Gratis

Gracias. Yo Juegos Adoraba ese programa, y Juegos ¡Tráelo de vuelta! Ojalá pudiera, pero no puedo. Gracias. Ese es mi padre. “M’hija, ¿qué dijiste sobre el McRib?”. Adoraba ese programa. El programa Juegos Era realmente sobre una etapa de mi vida en la que me mudé con mi hermana y la ayudé a cuidar a sus hijos y a mi mamá, y hacer ese programa significó mucho para mí. Quizá habrán notado que en mi monólogo hablo mucho sobre mi madre. Y para mí Juegos Si vieron el programa, sabrán que ella era una vieja cascarrabias. Odiaba a todo el mundo. Pero si se burlaba de ti, quería decir que te amaba. ¿Entienden? Y, para mí, mi mamá siempre fue la estrella de mi programa. Y hablo mucho de mi madre porque siento que cuando hablamos de los inmigrantes Juegos nunca les damos un corazón y un alma. Y quería que la gente conociera la historia de mi madre y supiera que ella era una persona real y era así, y que pasó por mucho para que yo pudiera estar aquí hoy. Por eso lo hago. Y, para algunas personas, mi experiencia no refleja su experiencia latina. Y lo entiendo. Pero yo quería mostrar la mía. Quería mostrar mi vida. El programa no se llamaba Todos los latinos del mundo. Se llamaba Cristela. Y quería mostrar a mi mamá tal cual era. ¿Ya notaron que las madres en televisión nunca son así? Siempre son más o menos iguales. Siempre están contentas. Nunca se enojan. Mi mamá se enojaba muchísimo. Nunca se enojan. Piénsenlo. Comercial de toallas de papel. Muchachos Juegos El niño tira cinco litros de jugo de naranja al suelo. ¡Jugo de naranja! ¡Es caro! No me importa si es Tropicana o Tampico, el genérico. Es caro. Para aquellos que no conocen Tampico Juegos Tampico es un líquido naranja. Puedes comprar como litros con un dólar. Y brilla en la oscuridad. ¿Por qué carajo brilla en la oscuridad? Siempre tengo un bidón en el refrigerador por si se corta la luz. Lo saco y digo: “A ver, sigan el Tampico”. “Vamos, gente”. Es como un rotulador fluorescente bebible. Tampico. La mamá y el niño limpian todo y luego se ponen a bailar. Mi mamá no era así. Y, saben Juegos Ustedes han sido un gran público, y voy a contarles una historia que no suelo contar, y no volveré a contar nunca luego de esta noche. Pero la historia cuenta la clase de mujer que era mi madre, por si no creen que mi madre era realmente así. Esta historia es muy real y Juegos Es muy desgastante, pero la quiero contar porque, les repito, quiero contar qué tipo de madre era mi madre, la clase de persona que era. Cuando tenía años, me mudé a Los Ángeles sola. No conocía a nadie. Y durante mucho tiempo viví en mi auto. Mi familia no lo sabía porque yo era la bebé, y no quería que se preocuparan. A los , mi hermano mayor me llama y me dice Juegos que mamá está enferma y que tengo que volver a casa. Tenía , y Juegos cuesta escuchar algo así. Entonces fui a visitar a mi madre, y cuando llego Mi hermano me dice: “No queríamos asustarte. Está bastante mal. Te trajimos para que pudieras decirle adiós”. Cuando tenemos , creemos saberlo todo. Creemos ser adultos responsables. Pero con una notica así te das cuenta de que no eres más que una niña. A los , a los , en cualquier momento, te das cuenta de que sigues siendo una niña. Cuando escuché eso, no supe qué hacer. Tuve esa oportunidad. Vengo de una familia mexicana muy chapada a la antigua. No nos decimos lo que sentimos. Más bien, lo ocultamos. Nos burlamos del otro. No nos abrazamos, no nos besamos, nos insultamos. “¡Oye, gordinflón! ¡Eres un obeso!”. Mi familia no era así. Eso es lo que hacíamos. No nos abrazábamos. Y me dije a mí misma: “Si tú eres de la primera generación y una de las pocas que está haciendo lo primero de todo en la familia, haz algo, haz algo por primera vez. Dile a esta mujer lo que piensas de ella, qué opinas de ella como persona. Dile lo que sientes”. Pensé: “¿Puedo decirle a mi mamá lo que siento?”. Y pensé: “Si no ahora, ¿cuándo?”. Entré a su habitación Juegos y ella se veía distinta. A veces no te dicen que se verá distinta. Y ni bien la vi Juegos lloré. Y le dije Juegos “Te amo. Eres la persona más importante de mi vida.



Remonter