PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Tiro Libre Velocidad De Duelo Aventura, Juegos de Tiro Libre Velocidad De Duelo Aventura, Tiro Libre Velocidad De Duelo Aventura Gratis

Hay cosas que no se deberían, y no se pueden, hacer hoy en día con animales. Me junté con Mic Rodgers y le dije: “Hagamos caballos mecánicos”. No queremos herir a caballos de verdad. Hicimos unos que parecían reales y les hicimos cosas terribles. Son prácticamente de goma espuma, pero tienen dentro una estructura metálica por lo que cada uno pesa unos kilos. Atravesamos un periodo de prueba en el que nos aseguramos que el caballo funciona porque no vas a repetirlo una y otra vez. Sólo quieres hacerlo una vez y terminar. ¡Listos para rodar! No piséis las vías, tienen corriente. Esta toma fue muy costosa. Estos caballos valen . dólares. Las vías unos . dólares. El tiempo que lleva, especialistas. Intentamos poner nueve caballos, tres de ellos mecánicos… que chocan a la vez. ¡Allá vamos… y rodando! Es genial. No creo que nadie lo haya hecho antes. ¡Y acción! Si los reconoces te doy dólares. Sólo te lo ofrezco a ti. ¡Acción! La coreografía del cuerpo a cuerpo debe planearse en las batallas. Fue interesante porque utilizaron armamento primitivo. El hacha… para los cortes. Bastante impresionante… Un buen tajo. ¡Un buen trabajo! Unas heridas muy, pero que muy profundas. Sobretodo instrumentos de impacto… El martillo. El mazo. También está la cadena con la bola. La bola y la cadena. Un instrumento con un impacto de °. Éste lo inventé yo mismo. Se pone sobre el hombro para protegerte de las cosas que te pueden alcanzar. Le dije: “Ya que estás en ello, añádele algunas puntas de flechas”, para meterle tajos a la gente. Ahí es donde uso mi imaginación. ¡Corten! Ahora tenemos utilería fantástica que en el pasado no tenían. Cuando Kubrick hizo Espartaco no disponía de ella. Los arcos mecánicos se cargan con flechas de goma, y es como un banco de morteros en fila enganchados a un cilindro neumático en la parte trasera de un camión. Tiras del tapón y se dispara… Sale todo disparado… Wallace fue un populista. Tenía una visión de lo que podía ser su patria. Sus hombres le amaban. Le seguirían hasta el infierno. ¿Estáis preparados para una guerra? Preparados… listos… y, ¡acción! Tardamos seis semanas en hacer la Batalla de Stirling. Había ocho cámaras. Llegabas, ponías todas esas cámaras por ahí y te ponías a ello. Lo evocador e inquietante para mí ahora mismo, en estos campos irlandeses, es que cuando miro a Mel Gibson pienso que esto es precisamente lo que se sintió en el día de la batalla. Y creo que cuando veamos a Mel Gibson en la pantalla, veremos a William Wallace. Me encanta. Sólo puedo trabajar en cosas que me entusiasman y me enorgullecen. Es muy satisfactorio poder contar una historia y contarla a tu manera. Es bonito saber que puedes crear esta película. Lo bueno es que todo ese duro trabajo mereció la pena. Mel ha hecho una película fabulosa. Es una historia maravillosa. No me puedo creer que nadie escribiese antes sobre este hombre tan apasionado. Creo que es importante que la gente le conozca. Espero que deje boquiabierto al público. Espero que les conmueva e inspire. Eso es todo. Ese domingo, cuando el predicador llamó…



Remonter