PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Tiro Libre Duelo 3, Juegos de Tiro Libre Duelo 3, Tiro Libre Duelo 3 Gratis

Tiro Libre Duelo 3 Hace tiempo. Eres el hijo del herrero. ¿Cómo te atreves? Morirás por esto. Lo sabes. No tengo miedo. Hay cientos de jóvenes en la ciudad dispuestos a hacer lo que yo no logré hacer. Dentro de unos días, tu ciudad dejará de existir juegos y morirán muchos más hombres. Te recuerdo. He pensado en ti muchas veces desde que me salvaste la vida juegos y te convertiste en parte de mi destino. Debería llamar a los guardias. Pero no lo haré. Dejaré que te vayas. Tus días están contados, viejo rey. Condenado. Alberto. ¡Alberto! Papa. Donde estan tus hijas? No puedo decírtelo. Eleonora me hizo jurar que no le diría a nadie adónde iba. Sobre todo a ti, Alberto. ¡Los alemanes están aquí! ¿Quién abrió la puerta? ¡Apártense! ¡Alto! ¡Ya ha corrido mucha sangre! Guitelmo! Fui a su casa. Tessa no estaba ahí. Tenga cuidado, Siniscalco Barozzi. Hasta el perro más oscuro acaba iluminado por una antorcha. Este perro tiene dientes. Llévense a estos campesinos. ¡Llévenselos! ¡Sujétenlo! ¡Lo mataré! ¡Lo mataré, Barozzi, aunque sea lo último que haga! Milán ha caído y Milán nos abre las puertas de Sicilia. No pasará mucho tiempo antes de que el antiguo imperio de Carlomagno sea vuestro. Esto es lo que les pasa a aquellos que se rebelan contra su emperador. Ordeno que Milán sea arrasada por completo. No quedará en pie ninguna de sus torres. También ordeno que todos los milaneses abandonen la ciudad antes de que se ponga el sol juegos y partan en distintas direcciones para que nadie pueda llamarse a sí mismo “milanés” juegos y el nombre Milán será borrado de todos los mapas. No. Vayas adonde vayas, yo estaré a tu lado. Es una costumbre del reino de Borgoña. ¿Ves? El lleva un puñal en la cintura. Un emperador armado en una coronación juegos nunca se ha visto. ¿Y por qué demonios no? Con más razón aún si el Papa que corona a Barbarroja juegos es el que él mismo ha elegido. Barbarossa! Barbarossa! Restableceremos la antigua gloria de Roma. Roma se rinde a vuestros pies, mi señor y proto todo el sur. ¡Barbarroja! ¡Barbarroja! ¡Guardia! ¡Alto!



Remonter