PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Super Patada Lateral Aventura, Juegos de Super Patada Lateral Aventura, Super Patada Lateral Aventura Gratis

Todo va a estar bien. ¡Mírame! Confía en mí, nada de esto puede hacerte daño. Sólo mantén tus ojos en mí. Respira. Bien, Mack. No iré a ninguna parte. Ahora, vamos a sacarte de este bote. ¿Qué? Me escuchaste. Esto no es gracioso. No estoy bromeando. Puedes hacerlo. No puedo. No por tu cuenta, no puedes. Me hundiré. No, Mack. Estás imaginando un futuro sin mí, y ese futuro no existe. Te prometí ir contigo siempre, ¿verdad? Y estoy aquí mismo. Vamos. Muy bien. Aquí vamos. Esto es una locura. ¿Ahora qué? Empieza a caminar. Sí, de acuerdo. Bueno. ¿Cómo estás? Todavía estoy asustado. Parece que tenemos compañía. Mira esto. ¡Mira! ¡Velo! ¡Qué belleza! Debe tener más de dos pies de largo. He estado tratando de atraparlo por semanas. ¿Por qué no le ordenas que te muerda el gancho? ¿Dónde está la diversión en eso? Sabes, no encajas… en todas las cosas religiosas que me enseñaron. Religión. La religión es demasiado trabajo. No quiero esclavos. Quiero amigos, familia, para compartir una vida… ¿Qué hay de seguir las reglas y? ¿Trabajar para ser un buen cristiano? Piénsalo, Mack. No soy exactamente lo que llamarías “un cristiano”, ¿cierto? No, supongo que no lo eres. No me importa como los llames. Sólo quiero ver a la gente cambiando al conocer a Papá. Sentir lo que es ser verdaderamente amado. No creo haberlo sentido jamás. Ponte los zapatos de nuevo. Y te mostraré cómo puedes. Sigue el camino hasta que termine, y luego… sigue adelante. ¿No vas a venir? Este es un camino que sólo tú puedes tomar. Creí que dijiste que nunca me dejarías. Y lo decía en serio. Confía en mí. No olvides lo que has aprendido. Te estaré esperando aquí mismo. “Sigue adelante”. ¿Hola? ¿Alguien? Lo siento, yo… ¿Eres…? Yo soy La Sabiduría. ¿Entiendes por qué estás aquí? Realmente no. Pero me estoy acostumbrando a eso. Hoy es un día serio, con graves consecuencias. Estás aquí para el juicio. “¿Juicio?” Dijeron que no estaba muerto. No lo estás. Entonces, ¿qué es esto? ¿No crees que Dios sea bueno? ¿Es Missy su hija? Por supuesto. Entonces, no. No creo que Dios ame a sus hijos muy bien. Si eso es lo que crees… Ven. Siéntate. Puedes juzgarme bien desde allí. ¿Juzgarte? ¿Tienes algo que confesar? Sabes lo que hice. Sí. Pero tú no eres el que está en juicio. Hoy, tú serás el Juez. ¿Qué? ¿Por qué estás sorprendido? Has pasado toda tu vida juzgando. Casi a todo el mundo y de todo, sus acciones y motivaciones. Como si pudieras saberlas. Haces juicios rápidos… sólo por el color de la piel de alguien. Sus ropas. Su lenguaje corporal. Por todos los medios, eres un experto bien practicado, Mackenzie. Siéntate. Muy bien. Entonces, ¿a quién debo juzgar? Debe haber por lo menos algunos que tengan la culpa… por todo el dolor y sufrimiento en el mundo. ¿Cierto? Cierto. ¿Y los egoístas? ¿Los codiciosos? ¿Aquellos que dañan a otros? Asesinos. ¿Traficantes de drogas? ¿Terroristas? ¿Culpables? Sí. ¿Qué hay con los hombres que golpean a sus esposas? Déjame en paz. Ven aquí. ¿Qué dijiste? O los padres que golpean a sus hijos… ¿para aliviar su propio sufrimiento?



Remonter