PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Super Mario Vs Sonic De Fútbol Tiempo, Juegos de Super Mario Vs Sonic De Fútbol Tiempo, Super Mario Vs Sonic De Fútbol Tiempo Gratis

El Rey no está siendo justo. Sargento Mayor. ¿Qué? ¿Colgarán a papá mañana? Perdone Su Majestad, pero hay un asunto urgente que concierne a esta joven belleza. Con seguridad, un asunto de estado. No, un asunto del corazón. Eso es mucho más serio. ¿Qué necesitas de mi? Un pequeño favor. Esto se pone mal. Un favor. El perdón para Fanfan La Tulipe. Qué seriedad. Arriesgó su vida para rescatar a Henriette y a mi. Ahora es su oportunidad de salvarlo a él. Sálvelo, Señor. Prométalo. Levántate, mi niña. Levántate. No malgastes tus lágrimas en alguien que no te ama. Él está obsesionado con la idea de convertirse en mi yerno. Mi yerno! Es mi culpa. Yo lo hice actuar así. Con una falsa predicción. Lo reté a ganarse a la Señorita Henriette. ¿Qué edad tienes? . ¿No hay predicciones para ti? Me casaré con Fanfan La Tulipe. Maravilloso. Entonces ¿Por que esas lágrimas? Permite que el destino y la justicia sigan su curso. He decidido que será colgado. Pero persuadido por tu belleza, Te concederé el favor Juegos de poder darle una despedida. No quiero decirte adiós. Te amo. Siempre te he amado. Siempre. Debes decirme adiós. Promete que me olvidarás. Nunca te olvidaré. Siempre te amaré. Pero, Adeline ¿Qué fue lo que hice para merecer tu amor? Nada. ¿Por qué me amas? ¿Cómo saberlo? Estoy contenta cuando estoy cerca tuyo, cuando me miras. No llores. No fui condenado para verte llorar. Sonríe, vamos. Sonríe. Es mi culpa. No debí haberte engañado. ¿Por qué me escuchaste? Creí en tí. Y ahora, Si tuviera que amar a alguien, sería a ti. No me dejes. No podré seguir viviendo sin ti. Te dijeron que serías feliz. Olvídame. Fanfan tendrá la vida más corta que una rosa, o un tulipán. Toma, puede traerte felicidad. Pobre Tranche-Montagne. Estoy tan triste. ¿Cuán feliz crees que estoy? La vida es dura, sobretodo cuando vas a dejarla. Se terminó el tiempo. ¿Algo más para decir? Te amo! Vamos. Te amo! No estés triste. No te amo. Al menos, podrías haberle dicho que la amabas. Quería dejarle una mala impresión. No quiero que me extrañe. Tal vez Juegos estaba comenzando a amarla. Ya era hora. Actué como un Juegos Un bruto. Quería cumplir con mi destino. Podrías haber mirado a tu alrededor. Adeline vale más que cualquier hija del Rey. Creí en mi destino. Aún lo creo. No por mucho tiempo. Presenten armas! Atención! Retirar armas! Eleven espadas! Me alegra ver una ejecución antes de morir. mi pobre esposa siempre decía que ella iba a morir primero. Están caminando, están vivos y un instante después, Se habrán ido. Para ellos, estaremos muertos. Pero su vida es la que cuelga Juegos pero de un hilo. Esperémonos uno al otro allá arriba. Nos vemos pronto. ¿Es allí donde colgarán a papá? Sólo espera y verás. mami, tengo que hacer pis. Más tarde. Adiós Tranche-Montagne. No te desanimes! Me gustaría verte a ti en mis zapatos. ¿Ya terminó todo? No sentí nada, y tu? Oh ahí estás. Si esto es la muerte, entonces ¿Por qué tanto alboroto? Si, pero estamos vivos. y vamos a seguir viviendo. Espera a que le cuente a mi esposa. Por orden del Rey, de modo que la sentencia falló al ser ejecutada, los prisioneros son indultados. Es el deseo de Su Majestad que la voluntad de Dios sea cumplida. Larga vida al Rey! Larga vida al Rey! Adeline! Es un milagro. Es, en efecto, un milagro que el Rey haya decidido el indulto. Que el Rey se haya prestado a esta farsa también lo es. Nunca hubo un milagro mejor realizado. Su Majestad espera su gratitud. Ven. Hay que hacer algo con su cabello. Saquemos el cabello de los ojos. Así. Mucho mejor. Un aire de pudor es excitante. No tiemble. ¿A qué le tiene miedo? No tengo miedo, no estoy temblando. El Rey demostró ser un hombre común. Un hombre sensible, alguien dado al diálogo. Él la escuchará. Por sobretodo, no olvides que Juegos él es tu Señor. Déjese llevar por sus caprichos. Lista. Tiene razón, él es como cualquier otro hombre. Qué elegante reverencia! Ya veo que Lebel instruye bien a sus reclutas. Hazlo otra vez. Muy bien. Ahórrate tu agradecimiento. Es suficiente para mi, verte feliz. Tu cara habla por sí misma, y no tengo ojos sufientes para escucharla.



Remonter