PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Rápido Robot De Fútbol, Juegos de Rápido Robot De Fútbol, Rápido Robot De Fútbol Gratis

Te vas a broncear, blanquito. Yo me he arreglado muy bien desde antes de que nacieran. Ya son otros tiempos. Descubrimos el fuego y la rueda. Tiene razón. Si quieres impresionarla, escúchanos. Sólo voy a cenar. Con ese aspecto, no. Barb, ¿puedes hacer algo con el pelo? Raparlo. Ve a hablar con ella. Dame eso. Por favor. Nunca van a resultar las cosas entre tú y Sharp. Con su edad juegos podía ser tu tata tatarabuelo. Y ahora le puedes ayudar. Estudiaste cosmetología. Reprobé. Ya lo sé. Pero éI no lo sabe. “Rayos dramáticos juegos “que mejoran y abrillantan su color natural. ” Sí. No. Hay que hablar de la conversación. ¿Cómo vas a echarla a andar? No sé. Hace mucho que no salgo con nadie. Está bien. Mira, sólo danos como una idea. Yo soy ella. Entro. ¡Empieza! Pues, empiezo diciéndole “hola”. No, digo: “¿Qué hay?” No, creo que “hola” suena mejor. Ya veré cómo me siento en ese momento. Y entonces empezaré diciendo juegos Preguntándole si alguna vez juegos Empezaremos a hablar sobre juegos Estoy jodido, ¿verdad? ¿Quién iba a saber que eras tan guapo? Hasta sin iluminación en el pelo. Quedaste bien, sargento. Eres y más. Gracias. Recuerda, una mujer es como un caballo. Le gusta que el jinete agarre fuerte las riendas. Disculpa, una mujer no es un caballo. Sólo sé tú mismo. No sé si ser éI mismo esté bien. Sólo sé tú mismo, pero no el tú que realmente eres. Sino el tú que serías si fueras alguien más. Alguien mejor. Eso. Alguien mejor. Quizá deberíamos cancelar. Bueno. ¡No! Es demasiado tarde. Sólo no seas el Sharp esquizoide. Sé el Sharp que abraza la vida. No te preocupes. Estaremos contigo todo el tiempo. El sargento Holt nos dio un par de ojos y de orejas adicionales. ¿Me oyes? ¿Ya me oyes? ¡Vete de aquí! Perdón. Agarra estas flores. ¡Váyanse! Hola. Pasa. Dile que se ve linda. Te ves linda. Gracias. Tú también. Qué bonito saco. Dale las flores. Las chicas me sugirieron esto. Fueron idea tuya. Fueron idea mía, pero las chicas sugirieron ésas. Pues acertaron. No están, ¿verdad? No. Bien. Me hubiera sentido incómoda.



Remonter