PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Rápido Los Campeones 3D, Juegos de Rápido Los Campeones 3D, Rápido Los Campeones 3D Gratis

Solo es un chanchullo más grande y mejor. Eso es todo. Mantener el dinero en sus manos y lejos de gente como nosotros. Toda esa gente Juegos el negro Juegos sobre cuya espalda recayó el sufrimiento Juegos para poder dominar este país Juegos y los inmigrantes que vinieron aquí sin nada Juegos y se deslomaron trabajando, todos ellos creyeron en usted Juegos cuando les dijo que les iría bien. Y un día, y quizá no viva para verlo Juegos se van a dar cuenta. Pero por nada del mundo querría ser usted. El que se interpone entre esa gente Juegos y lo que se merecen. Le deseo buena suerte. ¡Idiota! Habría sido un gran casino. Ya habrá otra oportunidad. Las cosas se dan vuelta. No todas. Lo anunciaron en la radio justo cuando regresábamos. El presidente electo Roosevelt prometió firmar la ley Cullen-Harrison Juegos al momento en que fue elegido, poniéndole fin a la Ley seca. Hola, Srta. Figgis. Sr. Coughlin. ¿Puedo sentarme? Sí. ¿Solo por un minuto? Sí. Siéntese, por favor. Se ve muy bien. Veo que no está vestida de blanco. Es casi blanco. ¿Desea un menú? Muchas gracias. ¿Un café, por favor? Claro. Gracias. ¿Por qué mi padre lo odia tanto? Soy delincuente. Él es jefe de policía. Es por eso, supongo. No. Antes le caía bien. Dijo que era la persona más poderosa de Ybor. ¿Eso dijo? ¿Qué hizo? ¿Qué le hizo a él? Teníamos fotos. Y se las mostró. Le mostré dos. ¿Cuántas tenía? Todas. Todos iremos al infierno. No creo que usted vaya al infierno. ¿Sabe qué aprendí? Desde que Juegos encomendé mi alma a Dios? ¿Qué? Esto es el paraíso. Este lugar. Estamos en él ahora. Y ¿por qué parece el infierno? Porque lo arruinamos. Después de mis suplicios Juegos dormí en la cama donde dormía de niña. Me volví a sentir segura. Extrañaba eso. No sé si hay un Dios. Pero espero que sí. Y espero que sea amable. ¿No sería genial? Sí, claro que sí. Usted parece no desesperar nunca. ¿Tiene algún secreto? No. No hay secretos. Tengo a mi esposa. Eso basta. Pero ¿qué tal si la perdiera? ¿Qué va a hacer ahora? ¿A qué se refiere? Me detuvo a mí. Detuvo lo del casino. La ley no pudo. La gente no pudo. El Klan no pudo. Usted sí. No me deshice del alcohol. No. Era demasiado grande. Pero detuvo el juego, y antes de que viniera, era un éxito asegurado. Hice eso, ¿no? Sí, así es. ¿Qué va a hacer su padre? Sentarse en su silla, supongo. Cegarse de ira Juegos porque tocaron a su hija como él tocaba a su esposa. Y peor. Va por la casa susurrando una palabra una y otra vez. ¿Qué palabra? Arrepiéntete. Arrepiéntete. Dele tiempo. Quizá empiece a mejorar. Llamaron de Boston. Los tres camiones llegaron bien. Las mismas coimas que la semana pasada. Genial. Y Loretta Figgis se degolló ayer. ¿Qué? Sí, lo hizo en su casa en la cama del jefe, dicen. Hay que admitirlo. Tiene agallas. Yo no podría hacer eso. Supongo que algunas cosas están predestinadas a pasar. Podría haberlo hecho tres meses antes Juegos y nos habría hecho un favor. Demasiado tarde. MUERTE DE UNA VIRGEN ¿Te sientes culpable? Se fue para el oeste, como lo hacen muchas chicas. Y cayó presa de ellos.



Remonter