PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Rapido Fútbol Italiano, Juegos de Rapido Fútbol Italiano, Rapido Fútbol Italiano Gratis

¿Qué negocio? El de la falsa gitana. De todas formas, el destino que presagiaste será mio. ¿Cuál de nosotros fue el que mintió? ¿El que engañó? Tus problemas no son culpa mía. Aunque no nos hubiéramos encontrado, te habrías enlistado. No querías casarte. Entonces, aprovechaste la oportunidad. Y ahora mírame. Yo hablaré con Fier-à-Bras. Él hace todo lo que le pido. No necesito tu ayuda. Lo arreglaré con él yo mismo. Saldré de aquí sin su permiso. Le cortaré las orejas. No lo hagas. ¿Temes perderlo? No hay nada entre nosotros. ¿Por qué eres tan agresivo? ¿No te dije en la carreta que te soltaría las cadenas? Te di una bofetada y lo haría de nuevo. Pero, poco después, fui amable. Te di comida y vino. Le robé tabaco a mi padre para ti. Vigilando al prisionero. Eso está muy bien. No se debe perder de vista a estos sinvergüenzas. Me aseguraré que sea marcado como esclavo en las galeras. Sería cuidadosa en tu lugar. ¿Por qué? Lo perdonaría. ¿Para qué? Es un diablo, un auténtico forajido. Será su vida o la tuya. Buscará vengarse. Vengarse? Madre mía! Lloverá sangre! ¿Me escuchas? Piojoso. Pero Juegos Se ha ido! ¿Se fue? La puerta está cerrada. ¿A dónde fue? No puede estar lejos. Guardia! Guardia! Señal de alerta. Trompetas! trompetas! Guardia! Capitán. Guardia! Las trompetas! Cierren todas las puertas. Revisen todas las salidas! El prisionero ha escapado! Deberías bajar. Que buena vista. Hay un precioso valle entre esos dos picos. ¿Me entiendes? ¿Cómo es la pesca por allí? Eres un estúpido en serio. Qué amables! Me traen vino! Préstame la espada. Mi espada? ¿Para qué? Un soldado sin espada es como una rosa sin espinas. ¿Es por eso que se ha provocado tanto alboroto? Capitán, lo encerré y luego desapareció. Pero ¿A dónde fue? Lo que es peor, es que había cerrado la puerta. ¿Has perdido algo? ¿Qué hace allí? Yo? Lo estaba esperando. Suba. Suba, así podré divertirme con su enojo. ”divertirme con su enojo”? qué bien dicho. Una escalera! Tu lo pediste! Estoy ansioso por verlo en acción, se ha dicho mucho de él. ¿No sientes lo mismo? Deténgalos o se matarán. A esa edad, la muerte llega fácil. ¿Qué sucede? Qué alboroto! Estaba lavando Juegos Calla y mira. Tu no podrías pelear así. Pero le di mi espada. Bájate de esos barriles de pólvora. Ojalá que mate a Fier-à-Bras. Qué cosas dices! Callénse. Están comenzando. ¿Está bien? Cuidado. Fuego! Va a estallar. Apaguen el fuego. ¿Dónde está Fanfan? Él está aquí. Nunca olvidaré lo que has hecho por mi. Ahora eres de la familia. Serás como su hermano, y yo, tu padre. Mientras tanto, atrápalo. Ven, hijo. ¿Has visto mi pipa? No. ¿Dónde se encuentra el capitán La Houlette? ¿Qué pasa con él? Estoy aquí. ¿en que otro lugar estaría? Qué pregunta estúpida. ¿En qué lo puedo ayudar? Carta del Mariscal d’Estrées. ¿Qué buenas noticias me dirá? Esto huele a pólvora. Armaremos campamento esta noche. Tomaremos la posición cerca de Vertelune. Parece que las hostilidades están a punto de reanudarse. Mis espadachines, les deseo buena suerte. Estuvo cerca de pasar la noche en una celda. La guerra ha evitado esa humillación. Viva la Guerra! No, por aquí no. Mientras el regimiento de Aquitania acampaba para atacar, El Rey sostenía una asamblea en Vertelune, con el Mariscal d’Estrées, y otros de los mejores comandantes del momento. También había mujeres, Madame de Pompadour. Su Alteza la Princesa Henriette. ¿Por qué esa impertinente trompeta nos interrumpe? Es el Regimiento de Aquitania. El campamento está cerca nuestro. Suerte de guerra, suerte de amor. Fanfan, no nos culpes de ser complices de tu destino. No deseamos tentarte, pero mira Juegos Esta es su ventana y detrás de ella Juegos La hija del Rey. Olvídala. Vamos a conseguir unos tragos. A donde quiera que vaya Juegos ¿Qué? Si pudiera escuchar Juegos Pero no lo haces, y terminarás creyéndolo. La providencia Juegos Hablaremos en la cervecería. Un trago es un gran consuelo. Adeline dijo una verdad sin pretenderlo. Una mujer dice una verdad para esconder una mentira. Deja de mirar esa ventana. Es hora de beber. Este lugar esta lleno de Henriettes deseando bailar. Vamos.



Remonter