PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Pista De Estrellas, Juegos de Pista De Estrellas, Pista De Estrellas Gratis

Pista De Estrellas ¿Han venido a pie desde el pueblo? Sí, ¿por qué? Porque es lejos. Sí, es lejos. Es verdad. La última vez, ¿también, vinieron a pie? Ayer, quiero decir. Sí. Dime entonces jeugos ¿Por qué no has dicho nada? Hidayet habría podido acercarte de vuelta. Lo lamento. No tiene por qué. Para nosotros es como deporte. No hay problema. Aydin, están de pie jeugos Fatma, trae el té aquí. Tomen asiento. ¿No tienes una motocicleta? Me voy a comprar una cuando vayan mejor las cosas. Estaría bien. Si Dios quiere. Por suerte la casa es al lado de la mezquita. Si no, cinco idas y vueltas por día, sería un problema. Dios los bendiga. ¿Es su hijo? Se le parece. No. Es el hijo de mi hermano mayor. Yo no tengo hijos. A fuerza de trabajar, no he podido casarme. Es mi destino, supongo. Ya llegará. Eres joven. Ilyas es como mi hijo. Claro. ¿En qué clase estás, Ilyas? Dile, mi niño. ¿En qué clase? En segundo. Sr. Aydin jeugos Voy a la zona industrial. ¿A hacer qué? A hacer reparar la portezuela. ¿Eso no puede esperar? Sí, pero también está el motor que chilla. ¿Chilla? Sí, como un ruido de vibración. Pueden ser los cilindros. No quiero estropear el motor. De acuerdo, ve. Sr. Aydin, como ya le he dicho, desde el incidente, el pequeño está verdaderamente desolado. ¿Qué incidente? El vidrio roto. Eso ya es historia antigua. Pero el pobre pequeño se siente realmente mal, se siente culpable desde ese día. No es fácil presentar disculpas. Hay que ser maduro para saber arrepentirse. Pero mientras exista resentimiento, no se puede encontrar la paz. Nuestro profeta ha declarado: “El arrepentimiento es la penitencia”. Si alguien nos convence de que lamenta su acción, no tenemos otra opción que perdonarlo. Así es, créame. Nuestro Ilyas es inteligente y tiene un corazón de oro. A pesar de su corta edad, ha escuchado mis consejos. Ha reflexionado y me ha dado la razón. Ha decidido venir conmigo hoy para besar su mano. Yo le he dicho: “Esto es lo que debes hacer. Muestra que lo lamentas y el Sr. Aydin de seguro te perdonará.” ¿No es así? No es necesario.



Remonter