PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Pequeña Fútbol, Juegos de Pequeña Fútbol, Gratis Pequeña Fútbol

¡Ay, Dios mío, qué mal me siento! ¡Ay, Virgen Santa qué dolor! ¿Qué tendré, doctor, la fiebre terciaria? juegos Sí, terciaria franciscana. juegos No, no, aquí en la barriga. ¿Está aquí por casualidad el doctor Montanari? ¿Quién es? ¡Ay! Por mí podéis andar descalzo, se ha cerrado la tienda. ¡Ah, Excelencia! ¡Ay, qué mal me siento! Vuelva otra vez, a lo mejor es una epidemia que se contagia. Doctor, en cuanto haya terminado con Corneja, ¿tendría la bondad de venir conmigo? ¿Para qué? Pues hemos encontrado a Don Filippo Spada caído en tierra. Al parecer le han dado una puñalada. ¡Ay! Pobrecillo. Pero si se da prisa, llegará a tiempo de salvarle la vida. ¿Por qué? ¿No está muerto? Al parecer, no. ¿Y habla? ¿Y a usted qué le importa si habla? ¿Acaso le debe nombrar en el testamento? Preocúpese más bien de si respira. Vale más que se dé prisa. ¡Ah, no! Nada de prisa, ni prisa, yo estoy primero. Tengo dolores espasmódicos. ¿Qué habré comido, el gusanillo del perejil? Doctor, no se marche, ya me lo noto. Me estoy quedando frío juegos En cuanto se vaya usted de aquí entrará el cura. No, aquí el cura no entra. Y tú morirás en pecado mortal juegos ya que vives more uxorio con una judía. ¿Pero qué more uxorio, Excelencia? Esta trabaja para mí, me lleva los libros de contabilidad y cuenta los dedos de los pies de los clientes porque yo no sé contar Excelencia, soy un ignorante. Por puñetera casualidad es judía, ¿pero quién la toca? A mí me da asco. ¿Quiere que la escupa? Pues la escupo juegos ¡Va, venga! Espero fuera doctor, apresúrese. ¡Ay, Dios mío, mi barriga! ¡Ay, qué malito estoy! ¡Ay, cómo me duele! Pero vosotros estáis peor. Yo estoy listo. Vámonos. No. A ti ni siquiera te conoce. Es mejor que vaya solo. Y a lo mejor Filippo revienta sin recobrar el conocimiento. Para que te fíes de los médicos. Corneja juegos si me ocurre juegos si me ocurre algo, encárgate de Giudit. Yo ya me encargaba de ella mucho antes de que llegaras tú. Encima de cornudo, protector.



Remonter