PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Pelota De Fútbol, Juegos de Pelota De Fútbol, Pelota De Fútbol Gratis

Pelota De Fútbol Yo la llevaré esta vez, Sra. Oates. La llave, señor. ¡Cómo le he engañado! Ha sido fácil. Como quitarle golosinas a un bebé. Hazme caso. Si llevas la vela al bajar a la bodega con él y te apetece una botella de su fino brandy, tira la vela a un lado, sin querer queriendo, claro. En la oscuridad puede pasar cualquier cosa. ¡Sorpresa! Bueno, voy a limpiarla y llévasela al Dr. Parry. Ven al estudio, quiero hablar contigo. La Sra. Warren está durmiendo. El profesor Warren está con ella. Lo he estado pensando. La Sra. Warren tiene razón. Deberías venir conmigo. Puedes estar en casa de mi madre hasta que lo arreglemos todo para irnos a Boston. A mi madre le caerás bien. No quiero asustarte, pero ya has oído a la Sra. Warren. Su cabeza empeora y temo que llegue a ponerse violenta. Parece obsesionada con que salgas de esta casa, y puede que haya algo detrás de eso. Esta noche te vienes conmigo. Hay médicos en Boston que lo sabrán todo sobre tu caso. Quiero llevarte. Esta tarde he ido a ver a los Faber. Tienen visita. Es de tu ciudad natal. Una tal Sra. Lindstrom. ¿La conoces? Me ha contado la historia de una niña. Una niña que iba de camino a casa al salir del colegio. Tenía buenas noticias para sus padres. Cerca de su casa, oyó un coche de bomberos que bajaba la calle. Echó a correr y al volver la esquina, vio su casa en llamas. Fuera había una multitud. Quiso gritar pero no pudo. Intentó entrar pero no la dejaron porque ya no se podía hacer nada. Y sin poder hacer nada por ayudarles, vio cómo sus padres morían quemados. Lo siento, Helen, pero tenía que hacerlo. Lo he hecho porque quería ayudarte. Recuerda todo lo que pasó aquel día. Ten el valor de volver a verlo y si no bloqueas tu mente, tal vez recuperes la voz. No me gusta ser un extraño. Y a ti no debería gustarte. Sé lo que digo. Yo mismo soy un extraño aquí. Mucha gente no me quiere. Quieren que me vaya, pero no me iré jeugos porque hay una persona que quiere que me quede. Con eso basta. Una persona quiere que hables. Eso debería ser suficiente para ti. Mírame. Mírame.



Remonter