PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Patada Extrema, Juegos de Patada Extrema, Gratis Patada Extrema

Patada Extrema Te sostengo, me sostienes, por el mentóntonton. El primero en reírse juegos se lleva una palmada juegos ¿Nos levantamos? Quítate los pijamas. La diferencia entre una sardina y un toro: uno tiene cuernos. ¡Mi cordón! ¡Lo hice! ¡Me até el cordón! ¡Maravilloso! ¡Ahora eres un niño grande! ¡Se ató el cordón, papá! No lo vi. Qué sardinas bonitas. ¿ Cuánto cuestan? francos el kilo. Ese es precio para turistas. Quiero que me haga precio. ¿ Cuánto tengo que comprar para que me haga precio? kilos y se las dejo a mitad de precio. ¿A todos les gusta las sardinas? Es hora de cenar. Dieciocho juegos Terminaremos el juego. ¡El dieciocho es mío! René habló primero. Tu turno, Sophie. El banco decide. Sesenta y dos juegos Dale tu caramelo a René. Se lo ganó. ¡Cómetelo! ¡Bella! . ¡Si juegan así, no juego más! No aguanto las trampas. Qué lástima, Bella. lbas ganando. lgual, la cena está lista. ¿ Qué es eso? Sardinas juegos Leon, ¿tú pediste sardinas? Tenemos que entrarlo. No parará de ladrar. Adentro es peor. Rascará la puerta. Dejémoslo entrar. ¿ Qué haremos? ¿Te lo puedes llevar? ¡Adiós, Sra. Sopeck! ¡Hasta el año que viene! Hasta el año que viene. No sé si tendré suficiente lana. ¿ Qué le pasó a ese imbécil? Aquí está Michel. ¡Papi! ¿ Vienes a nadar? ¡Hola, tío Michel! Hola, chicos. Ve a nadar, querida. ¿Estás bien, Leon? Yo sí. ¿ Y tú? Estoy parando en el Beau Rivage. Está limpio. La temporada está terminando. ¿ Cuándo se van? El viernes. Eres lindo. Qué lindo perrito. Es lindo. Míralo. ¿ Quieres venir a cenar? Vamos a comer pescado. No estarás lejos. Ven cuando quieras. De vez en cuando, las recogeré en la escuela. No estoy en la escuela, estoy en la secundaria. Bueno, en la secundaria. Arreglaremos con los maestros. Los jueves iremos al cine. ¿ Vas al cine? No muy seguido. Ni a papá ni a mamá les gusta. Las películas son divertidas, especialmente las de acción. ¿De acuerdo? ¿Puedo ir a jugar? Claro que sí. Suénate la nariz. Escucha juegos si te pones así de triste cuando seas mayor juegos siempre puedes venir y llorar sobre mi hombro



Remonter