PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Juegos de Oso Patinador Aventuras juego gratis

Danny. ¿Mike? ¡Dios mío! ¡Oh, Dios mío! Teniente Michael R. Harrigan: Propenso a la violencia, personalidad obsesiva y compulsiva… …una historia de fuerza física excesiva… …a lo largo de sus años como oficial de policía de Los Ángeles. Responsable por la destrucción de coches patrulleros, un autobús metropolitano… ¿Y qué hay de los galardones por su valor y… el mejor historial en arresto criminal en la historia del departamento? Esto… y mi intervención a tu favor… …son las únicas razones por las que sigues trabajando. Si fuera por el Jefe… …te acusarían de la muerte del Detective Archuleta y te suspenderían. Pero lo dejó en mis manos. Y ahora se acabó tu imitación de John Wayne y el incumplimiento de reglas. Nadie bajo mis órdenes impedirá avanzar esta misión de los federales… …dirigida por el agente Keyes. Nadie. Es todo. Pueden irse. Mike, estás demasiado involucrado en esto. Aléjate. Es asunto de la policía. No pueden dejar al departamento fuera. Encontraremos al asesino de Danny. Capitán, Danny y yo trabajamos juntos… …¡ años en la maldita calle! El que lo mató lo pagará. Llevaré la investigación hasta el final. ¡Eh, vamos! ¿Qué es esto? Escuche, pedazo de . Me importa un carajo lo que Ud. quiera hacer con este imbécil. Porque ahora es personal. Y él ya está muerto. Lo que tiene en las manos lo supera. Se lo advierto… ¡Usted! Usted no sabe con lo que se está enfrentando. Se lo advierto. ¡Apártese de mi camino! Yo me ocupo de él. No. Déjalo. Estamos cerca. …L.A. es territorio controlado… …por los jefes del comercio de drogas jamaicano y colombiano. Éste es nuestro informativo. Está en boca de todos, L.A. está a disposición de cualquiera… …nuestra gran ciudad en manos de la basura más despiadada… …capaz de sembrar muerte y sangre en nuestras calles. Las nuevas cifras de muertos: criminales y un buen policía… …uno de los mejores de la fuerza. ¿Quién es el próximo? El alcalde ni siquiera está en la ciudad… Olvídenlo. Ya terminó todo. ¡Mike, maldita sea! Esta no es tu guerra personal, sabes.



Remonter