PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Onsen Pingpong 22, Juegos de Onsen Pingpong 22, Onsen Pingpong 22 Gratis

Onsen Pingpong 22 ¿No hay otra? Voy a ver. Si no, ponla en agua caliente. En lugar de encarnizarse contra el mal, ¿por qué no hacer lo contrario? Si no quieres que te roben ese cuadro, quizás es mejor proponérselo al ladrón. Quizás es una mejor solución. Entonces, si quiero casarme con una chica por el dinero de su padre ella debería saltarme al cuello para contrarrestar mi cálculo cínico. ¿Es así? Él podría sentir vergüenza, remordimientos, y reconocer su falta. Hay que darle la oportunidad. ¡Qué absurdo! Dejemos a las multitudes hacerse masacrar esperando el remordimiento de los asesinos. ¡Eso no ocurriría ni en una telenovela! Puedes decir lo que quieras. Yo he hecho mi elección. No veo razón de oponerme al mal que me hicieran personalmente. ¿Alguien tiene intención de matarme? ¡Bienvenido! Si me defendiera, el asesino no saldría engrandecido. Pero podrías seguir viva. ¿Tal vez valdría la pena? No es tan seguro, créeme. Paremos esta discusión. Es deprimente. ¿Qué dices tú, Nihal? A decir verdad, no comprendo lo que está en juego. ¿De dónde te viene esta necesidad? ¿Qué te hace sentir eso? No es una necesidad, sino una idea. Ella quiere ayudar a que el mal se haga. ¿Lo permites? ¿Ésa es tu solución para erradicar el mal? ¿O para alcanzar la paz? Quiere facilitarle la vida a los malhechores. No, digo que hay que dejar a quienes hacen el mal la oportunidad de experimentar el arrepentimiento. ¡Una oportunidad a los malvados, qué buena que es ella! No pongas cara de no comprender. Es que he comprendido, mi corazón. ¿Cómo le has hecho, mi corazón? Esto es lo que ella dice: Ayudemos a los malvados, tal vez les dé vergüenza. No es eso. Es lo que entendí. ¿Cómo puedes entender eso? ¿Qué es lo que has entendido? Está muy claro lo que ella dice. Si me hacen el mal, un ladrón o quien sea, no muestro resistencia, y entonces, lo vuelvo consciente jeugos ¡Pero en fin, basta! ¿Qué mosca les ha picado? ¿Qué es esta historia de ayudar al mal? ¿Quién ha dicho eso? ¿Está prohibido erradicar el mal? Tú nos provocas. Te digo lo que comprendo, querida.



Remonter