PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Juegos de Nieve Mario Adventure juego gratis

Vale la pena sacrificar una vida para salvar millones. Es tu decisión. Es tu dedo el que jala este gatillo. Lo siento. No. No vine hasta aquí para verte morir. Yo lo haré. Yo la abriré. Por fin, un Croft sensato. Las damas primero. Marquen el camino. Aún respira. O es el cambio en la presión atmosférica. Sigamos caminando. Debiste ver la cara que pusis… Eso no fue diseñado para mantener a la gente afuera. Sino para mantenerla adentro. ¿Papá? El Abismo de las Almas. Ahora ve tú. “Reza para sobrevivir a los rostros de Himiko”. Nos acercamos. “La Reina de la Muerte transforma el día en noche. “Debe morir para traer de vuelta a la vida”. Carajo. ¡El piso! ¡Lara! Debe haber una forma de detener esto. ¡Miren a su alrededor! ¡Vamos! Vogel, ¿qué sucede? “Reza para sobrevivir”. Es una cerradura. ¡Necesitamos una llave! ¡Los molinillos de oración! ¡Lara! No sirve. Prueba los otros molinillos. ¡Prueba con este! No. Un momento. Es un rompecabezas de colores. “La Reina de la Muerte transforma el día en noche”. Negro. ¡Negro! Aquí. ¡Carajo! ¡Azul! ¡No! ¡Toma! No funciona. ¡Lara! ¡La última! ¡Amarilla! No sirve. Prueba con todas, ¡maldición! “La Reina de la Muerte transforma el día… ” “Debe morir para traer de vuelta… “. “A la vida”. ¡Vamos! El color de la vida. ¡Me quedo sin piso! ¡Verde! Siempre fuiste el cerebro de la familia, retoño. Continuemos, retoño. ¿Dónde está el piso? Se fue. Bengala. Vamos, Lara. Regresaré por ella. Iré contigo. Tu padre dio su vida por nosotros. El ejército de mil doncellas de Himiko. Se sacrificaron en un ritual suicida para servir a su Reina en el más allá. Exactamente como en tus notas. La encontramos. Bien. Aquí estamos. Terminaremos esto. Aún puedes cambiar de idea. Hay una gran diferencia entre mito y realidad, Richard. Eso es algo que nunca entenderás. Caballeros. Ábranlo. Te dije que no había nada que temer. Es sólo… …una viejita. Prepárenla para transportarla. Algo no cierra. En ninguna de estas pinturas es un monstruo. Parece que vino aquí por sí misma. No la obligaron.



Remonter