PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Mundial De Baloncesto Reto, Juegos de Mundial De Baloncesto Reto, Mundial De Baloncesto Reto Gratis

Mundial De Baloncesto Reto envidia que sea guapo y tan rico; juegos de que lo tenga todo. ¡Oh! Todo eso tiene arreglo. Quiero estar todo el tiempo en sus brazos; juegos .pero, cuando me abraza, querría hacerle daño. Sí, juegos .el amor es eso. En fin, tu amor por ti misma juegos Hoy había quedado con él, a las . Pero, no he ido. Me sentía desgraciada. Pero, estoy segura de que él también se ha sentido triste, juegos por mi culpa. Me sabe muy mal lo de anoche. ¿Así que ya te has decidido? Parece que ya no vamos a volver a vernos. ¿No vas a decir adiós a un viejo amigo? No es posible. Es que no soy yo quien se va. ¡Hace ocho días que te fuiste! Yo no hubiera tenido el valor para hacerlo. Yo no quería hacerte daño, pero juegos juegos tú no me dejas otra alternativa: juegos me resulta insoportable. Adiós, Eva. ¡Que seas feliz! ¡Albert! Te he querido mucho, ¿sabes? ¿Os habéis burlado muy bien de mí los dos? ¡Suélteme! Me hace daño. ¡A mí, esto no me lo hagas! ¿Por quién me has tomado, pequeña desgraciada? ¡Déjeme pasar! Ahora comprendo por qué no has venido a nuestra cita. Estabas con tu amante. ¿Yo? ¡No te rías, idiota! Te he visto. He visto cómo os besabais. Te reservabas para él; para esta noche con él. No soy nada suyo ni me ha comprado. ¡Confiésalo! ¡Confiesa que él es tu amante! Sí, sí. Es joven, guapo, alegre y me hace reír. Es mi amante. ¡Es mi amante! ¡Le detesto! ¡Me causa horror! ¿Es verdad, papá? ¿El qué, pequeña? Lo que ese hombre dijo. ¿Es verdad que tú denunciaste a alguien? ¡Denunciar, denunciar! Eso son idioteces. No puedes comprenderlo. Ese canalla de Berthier escribió una serie de artículos injuriosos contra mí. Incluso me acuso de plagio a mí, Stanislas Marchand. ¿Acaso no tenía derecho a vengarme? Por eso, firmé esa carta. Tuve el valor de expresar lo que yo opinaba. Tenía que firmarla. No hay que llorar por eso. CLUB ARABDJIAN Buenos días. ¿Quién esta ahí? La francesa de La Realidad. ¿Por qué no te largas? Ya te dije que me dejes en paz. Dónde tú estás, sólo ocurren desgracias. ¿Acaso es usted, supersticioso? Con la gente



Remonter