PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

MejorCopa Libertadores Temporada, Juegos de MejorCopa Libertadores Temporada, MejorCopa Libertadores Temporada Gratis

¿Puedo ir a nadar con los delfines?”. “¿Qué es eso? ¿Cuánto cuesta?”. ” dólares”. “¿Y después te lo puedes comer? No, ve. Cuando tus hermanos tengan hambre, les mostraremos una foto tuya arriba de un delfín”. “Ah, ya veo. Se está ejercitando con la comida, claro. Voy a andar en bicicleta con tamales. Ya vuelvo”. Una vez intenté pedirle una asignación. Y me dijo: “Ya tienes una. Te asigno vivir aquí gratis, tonta”. “Te asigno la electricidad, te asigno la comida, ¡te asigno bastante!”. Mi madre era una mujer profundamente católica. Era muy católica. Amaba a Dios, pero odiaba a la gente. Todos los fines de semana pasaban por mi vecindario los Testigos de Jehová. Sin falta. Mi mamá no lo soportaba, y me decía: “Soy católica, ¿por qué intentan convertirme?”. Y venían siempre. Y un día, llamaron a la puerta: “Señora, ¿ya encontró a Dios?”. Y dijo: “No, pero si lo encuentran, díganle que aquí tenemos hambre. Adiós”. Al final, trajimos un perro, y el perro le ladraba a todo el mundo. A todos. Mi mamá lo adoraba porque los Testigos de Jehová dejaron de venir. Pero un día, se murió, y ellos se enteraron. Volvieron a pasar y llamar a la puerta. Agarraron a mi mamá desprevenida. Y ella dijo: “¡Ay, no! ¡Guau!”. “¡Pero guau!”. ¿Pero guau? ¿Por qué demonios ladra con acento el perro? ¿Pero guau? Es una locura. ¿No es increíble lo rápido que pasa el año? Cada año, a medida que envejezco, no puedo creer que ya hayamos llegado aquí. Cada año pasa más y más rápido. Es increíble. Me siento mal, porque para esta época se suponía que ya habría encarrilado mi vida. ¡Este iba a ser el año, muchachos! He estado intentando ponerme en forma. Hoy fui al gimnasio. Mañana voy a entrar al gimnasio. ¡Primero tenía que encontrarlo! Está justo al lado de mi McDonald’s. No lo había visto. Es difícil. ¿Ya vieron lo difícil que es ponerse en forma? Porque todo cuesta dinero. Ponerse en forma es caro. Todo cuesta dinero. La ropa de gimnasia es cara. Fui a una tienda que se llama Lululemon. Ahora sé por qué pierden peso. ¡Después de comprar esa no les alcanza para la comida! ¡Es una locura! Por si no lo saben, Lululemon es una tienda de ropa de gimnasia para gente que no necesita hacer gimnasia. Son flacos. Entré a la tienda. ¿Saben qué descubrí? Soy demasiado gorda para su ropa de hacer gimnasia. ¿Soy demasiado gorda para hacer gimnasia? Tengo que bajar kilos antes de poder comenzar a hacer gimnasia. No quise irme con las manos vacías, así que busqué algo que me quedara. Pregunté: “¿Dónde diablos están sus viseras? ¿No venden viseras? ¿Muñequeras? ¿No tienen llaveros aquí? ¡No venden llaveros”. Al fin encontré un sujetador deportivo que más o menos me quedaba. Más o menos. O sea que si enciendo una vela y rezo Juegos me lo puedo poner. ¿Ya vieron cuando la ropa les entra pero después no se la pueden quitar? “Necesito una tijera”. Miré el precio. dólares. ¡ dólares! Pensé: “¿ dólares? Por diez, puedo ir a Home Depot y contratar a un peón para que me las sostenga mientras corro”. “Ándale, Pepe”. ¡Es costoso! Intento hacer ejercicio, pero creo que no quiero hacer ejercicio.



Remonter