PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Mejor Rápido Football Volley Desafío!, Juegos de Mejor Rápido Football Volley Desafío!, Mejor Rápido Football Volley Desafío! Gratis

De acuerdo, mamá. No me pidas que lo haga. Felix juegos ¿Por qué no lo entendéis? No puedo hacerlo. Tengo miedo, mamá. No tengas miedo, Felix. Tengo miedo. No debes tener miedo, hijo mío. Dios guiará tus dedos. Aquí estamos. Sí, aquí estamos. No se preocupe. Todo irá bien. ¿Quién se preocupa? ¿Por qué iba a preocuparme? Mi hijo, el doctor Klauber, es un gran, gran cirujano. Saca vida de los muertos. ¿Por qué iba a preocuparme? ¿Dónde está? ¿Dónde está mi Felix? ¿Dónde está? Está aquí, le llamaré. Doctor Klauber. Ya voy. Hola, papá. Hola, Felix. Felix. ¿Sí, papá? No quiero que te preocupes. Todo irá bien. Sí, papá. Felix. Quiero que me enseñes tus manos. Deja que papá vea tus dedos. ¿Recuerdas el primer par de guantes de algodón que te compré en el “Todo a y centavos”? ¿Ves? Eran para proteger tus manos, proteger tus dedos para que pudieras ser el gran cirujano que eres. Y para que ahora pudieras salvar la vida de tu padre. Sí, papá. Van a llevarte ahora. Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor Uno es. . . . . Caída. . ¡Un momento, no respira! Pruebe otra vez. Nada. Rápido, quítenlo todo. Papá. Papá. ¿Hay algo que pueda hacer, doctor? Felix. Felix. ¿Dónde has estado? Hijo mío, ¿qué te estás haciendo? Estábamos muy preocupados. No dejes que la muerte de papá te haga esto. La vida es para los vivos. Mamá tiene razón. Tienes que olvidarlo. Tienes tu vida por delante. Pobre papá. Tenía tal fe en mí juegos Me compró mis primeros guantes de algodón en el “Todo a y centavos”. Eran para proteger mis dedos y mis manos para que pudiera ser un gran cirujano y salvarle la vida. ¿Por qué te comportas así? ¿Eres un niño? Le quité la vida a papá. No lo hiciste, Felix. Era un anciano. Vivió su vida, una vida muy llena. Crió a unos hijos maravillosos. Era feliz. Llegó su hora de partir y nos dejó. No hablemos más de eso. Queríamos fama y dinero. Dejamos el ghetto y vinimos a Park Avenue. Encontramos el éxito. Bien, aquí estoy, el gran doctor Klauber. Miradle. ¿Qué soy? Me he vendido. ¿Qué dices, Felix? Ignoré mis derechos de primogénito. Y algo me ha sido arrebatado. No sólo papá, la fe en mí mismo, mi destreza, todo ha desaparecido. “Las manos de un millón de dólares del doctor Klauber”. Jamás volveré a tocar un instrumento. Se acabó, se acabó. Felix. Felix. Hola, hijo. Bien, abre. Duele. Todo irá bien, cariño. Venga, jovencita, hay mucha gente esperando. Vamos, abre. Me hace daño. Cariño, no llores. Tienes que ser buena. Venga, no llores. Se tranquilizará en un momento. Felix Klauber. Hola, doctor Schifflen. Hace mucho que el gran doctor Klauber no viene a la clínica. Venga, le presentaré al personal. Ahora no, por favor. Una visita así no puede pasar desapercibida. En otro momento. Sólo quiero mirar un poco yo solo. Entiende. Recordando su antiguo lugar de trabajo. Es todo suyo. Lástima lo de Jessica, ¿eh? ¿Jessica? ¿No se ha enterado? Su viejo problema de columna. ¿Dónde está? En su casa, supongo. Pensé que lo sabía. Yo juegos Es muy amable por su parte ayudarme así, Sra. Herman. No es nada. Si la gente no ayudara, más valdría estar muerto. Felix. Es lo más ridículo que he oído jamás. Dice que se acabó la medicina. No quiere ni vendar un dedo. Ni se acerca a su consulta. Llaman los pacientes, los médicos juegos Pensar en todo el dinero que está perdiendo me pone enfermo. Pobre Felix. Y tú tienes mucha culpa. Magnus, no digas eso. De no ser por sus tontas ideas de que él pertenece al ghetto y todas esas memeces, aún seguiría ejerciendo. Pobre Felix, ¿por qué no le entendéis? Si no os hubiera querido tanto, jamás habría decidido hacer eso que llamáis “triunfar”. ¿Porque no ha triunfado? ¿Has visto su consulta, su lista de pacientes? Sí, lo he visto todo. Y qué precio ha tenido que pagar juegos Cuando Felix perdió el ghetto, se perdió a sí mismo. Sus ideales, perdió su amor por la vida y el trabajo de verdad. Perdió su amor por la gente. Gente tierna y humana que le pagaba con más que dinero. Perdió su alma. Jessica, ¿no quieres a Felix? Siempre le he querido. Le quieres y ni siquiera quieres ayudarle. Sí quiero ayudarle.



Remonter