PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Mejor Fuerte De La Final De Fútbol, Juegos de Mejor Fuerte De La Final De Fútbol, Mejor Fuerte De La Final De Fútbol Gratis

¡Adiós!”. Y ella escribía. Hay algo que deben saber sobre mí. Mi madre me enseñó a no quejarme nunca. No nos quejamos. Si me traen el plato equivocado en un restaurante, me lo como. No me quejo. Pero esta mujer es tan grosera, tan evidentemente grosera Juegos Le dije: “Disculpa. Tengo que interrumpirte. Eres una grosera. Eres una maleducada, y voy a enseñarte una lección”. “Ni siquiera quiero este bolso”. “Lo estoy comprando porque tengo el dinero para pagarlo. Y no solo eso. El bolso es para mí, y quiero que lo envuelvas para regalo”. “El bolso es para mí, pero quiero sorprenderme: ‘¿Qué me compré?’. Quiero sorprenderme Juegos Envuélvelo. Envuélvelo”. Y la miraba fijo. Y le dije: “Más lazo”. Le pagué, ella me devolvió la tarjeta y todo eso. Y le dije: “Lo hago para enseñarte una lección. No sé qué tendré, pero por alguna razón, tú crees que no tengo dinero para comprar aquí. ¿Qué esperas que me ponga para venir a la tienda?, ¿un vestido de novia? Te recuerdo que yo estoy comprando en Bloomingdale’s y tú estás trabajando en Bloomingdale’s. Ahora dame el puto bolso. Gracias”. Y me fui. Salí en tromba. Eso fue lo más cercano a Juegos Fue como en la película Selena. “No quiero ese vestido”. Fue así. Como en Mujer bonita: “Grave error”. Así me sentí. Me fui, y estaba Juegos No veía la hora de llegar afuera y descontrolarme. Me fui de esa tienda con orgullo. Me fui de esa tienda con dignidad. Y me subí a mi auto y dije: “¡Sí!”. Y fui hasta el Bloomingdale’s más cercano para devolver ese puto bolso. No lo podía costear, pero le enseñé a esa zorra una lección, ¡y eso es lo único que importa! ¡Es mucho dinero! ¡No tengo tanto dinero! Ay, Dios Juegos ¡Pero me dieron dólares por el papel de regalo! ¡ dólares! ¿Ya vieron que cuando preguntan Juegos ? ¿Vieron cuando preguntan el precio de algo y es demasiado caro y tienen que hacer de cuenta que no les afecta? “¡Ah, dólares!”. “¿Nada más?”. “Me llevo cinco”. Por dentro dices: “¡!”. “¡Son dos tomates en la tienda orgánica!”. La aseguré en el auto como un bebé. “¡Que nadie la toque, la voy a devolver!”. Soy una marimacho. Pero hay cosas de chicas que me gusta, como la música. Romántica. Y un comercial arruinó una de mis canciones románticas favoritas. La de Sarah McLachlan del comercial de los perros que sufren abuso. ¿Es necesario que esos comerciales duren horas? Y siempre los muestran cuando estás mirando algo de comedia. Esos comerciales arruinaron esa canción de Sarah McLachlan. Hace un par de meses, me estaba duchando, y tenía mi iPod en reproducción aleatoria. Todo muy alegre. Una maravilla. Estaba escuchando The Sign de Ace of Base y la estaba cantando muy bien. Yo vi el signo ¡Eso es! Termina la canción. Y el iPod elige otra. En los brazos del ángel ¿Por qué? Se convirtió en la ducha más deprimente de la historia. Comencé a lavarme con mis propias lágrimas. Vuela lejos de aquí ¿Por qué? ¡Maldito perro! San Antonio, les agradezco mucho que hayan venido hoy. Significa mucho para mí. Es una noche especial. Me alegra que estén aquí. Muchos de ustedes recordarán que tenía un programa de TV llamado Cristela.



Remonter