PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Mejor de fútbol, Juegos de Mejor de fútbol, Mejor de fútbol Gratis

padre de Jory era inestable, pero también era muy apasionado. “Ve, toma por esposa a una postituta y ten hijos de una prostituta.” Bueno, no se lo que dice la biblia, Bart pero se que el entre dos personas que se aman es algo bueno y natural. ¿No quieres enamorarte alguna vez? No lo sé. Es difícil no sentirse amargado sobre ello cuando consideras mi origen. Tú sedujiste al esposo de mi abuela para vengarte de ella, y yo fui el resultado. No es la mejor forma de llegar al mundo. No, no lo fue. Y estaré eternamente arrepentida por eso. Pero no por tenerte a ti. Y sé que hay una mujer por ahí, esperando por pasar su vida contigo. Bueno. Éste lugar es increíble. ¡Cindy! ¿Cómo estás? ¡Me hicieron creer que éste lugar era tan triste y espeluznante como cuando tú era una niña! ¡Eso no es para cierto! Sí, Bart ha hecho mucho para hacerlo más cálido. -¡Ahí esta mi niña! -Hola papi. ¡Hola! -¡Sí! -¡Oigan, muchachos! Mira quién está aquí. ¿Cuándo se volvió Bart tan sexy? Él solía ser un pequeño y feo cretino. Dulzura, no empieces a pelear con tu hermano. ¿Hola? Vengo en son de paz. Y él es quien siempre me provoca, ¿recuerdas? Bueno, me encanta tu vestido. ¿Dónde lo conseguiste? ¡Gracias! Lo compré en Milán. Dime, ¿cómo estuvo Milán? Bienvenida a mi humilde morada. ¡Bart! ¡Qué bueno verte! Buen trabajo distrayéndome con esa basura de vestidito. ¿Disculpa? Es de Milán. Puedes arreglarte todo lo que quieras. Eso no te hace tener clase. ¡Bart! Discúlpate con tu hermana. Bueno, ella no es realmente mi hermana. Papá. Bart, todos estamos aquí para celebrar contigo. No empecemos el fin de semana juegos No creo que estés en posición de hacer demandas, Chris. Ésta es mi casa, y en mi casa, yo hago las reglas. Y yo soy tu juegos ¿Qué? ¿Tú eres mi qué? Soy el hombre que te crió. Y yo soy el hombre que puede destruirte con una palabra. Es decir, ¿puedes imaginar si la gente descubriera tu pequeño secreto? ¿De qué esta hablando? Nada, dulzura. Sabes, Bart, tú no estaría aquí sino fuese por mi. He salvado tu vida en más de una ocasión, algún día,



Remonter