PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Mejor Copa Mundial De Fútbol, Juegos de Mejor Copa Mundial De Fútbol, Mejor Copa Mundial De Fútbol Gratis

¡No puedes hacer eso! No puedes. Apareces con una sudadera que dice “Hijo de la vecina, “. Lo que odio de mirar deportes es la conferencia de prensa después del juego. ¿Es necesario entrevistarlos cuando pierden? Todos quieren saber: “¿Por qué perdieron? ¿Por qué perdieron?”. “A ver, carajo, el otro equipo hizo más goles. Así es como funciona”. ¡Qué momento más horrible para que te entrevisten! ¿Se imaginan si les pasara a ustedes? Imaginen dar conferencias de prensa en sus malos momentos. Los despiden de un empleo. “¿Por qué te despidieron? ¿Por qué?”. “Porque robé artículos de oficina, así que Juegos La próxima no me atrapan”. Ser de la primera generación es difícil porque, como les dije antes, hay que enseñarles a los padres. Es difícil porque tu también estás aprendiendo. Mi mamá, por ejemplo Juegos jamás había visto a las Niñas Exploradoras. Nunca. La primera vez que vio a las Niñas Exploradoras Juegos pensó que eran la Patrulla Fronteriza Juegos entrenándose. Creyó que la Patrulla Fronteriza también tenía niños. Y cada vez que veía las galletas, se escondía. Yo le decía: “Ma, no están tratando de deportarte. Venden galletas”. “¡Ah, eso es lo que tú crees! ¡Así es como te atrapan! ¡No seas estúpida! Así es como te agarran. Te da hambre, compras galletas. Y me mandan a México. ¡Nada de galletas en esta casa! ¡Nada!”. Lo que la gente no entiende es que cuando te crías con inmigrantes, tienes que dejarlos que festejen las festividades estadounidenses a su manera. Entonces hacen lo que saben. Por ejemplo, mi madre es de México. México está al sur de nosotros. Pero allí la vida es totalmente distinta. Y no lo entienden. Mi mamá no se crió con Santa Claus. En su pueblo no estaba Santa Claus. Estaban los Reyes Magos. Nosotros celebramos el de diciembre, igual que todos, pero también celebramos el de enero. Esa es nuestra gran festividad. Y para mí, festejamos el de enero porque toda la de Navidad está en liquidación. Por eso. Una Navidad, mi madre soltera intentó recrear su versión de Santa Claus. Me despierto, y veo una caja envuelta con una tarjeta que decía “Santa Claus”. La miro a mi mamá, y ella me dice: “Yo soy Santa Claus”. “¿Qué?”. “Yo soy Santa Claus. Feliz Navidad. No me rompí el lomo para que este tipo blanco se lleve el crédito de mi “. Yo soy Santa Claus. Yo. ¡Ho, ho, ho! ¡Ho, ho, ho! Y te lo digo en español, con J. ¡Jo, jo, jo! Yo soy Santa Claus”. Era una mujer adorable. Mi madre compraba portarretratos, marcos de foto, y guardaba las fotos que venían en los portarretratos. Y las colgaba en la pared. Decía que eran sus parientes blancos. Y cada vez que había algún problema, los usaba de ejemplo. “Cristela, reprobaste matemática. ¿Por qué no puedes ser como tu prima, Peggy?”. “Ella está por graduarse en la universidad. ¿Y tú?”. La gente no entiende que cuando creces entre dos culturas, de cualquier tipo, es difícil, porque te das cuenta de que hay ciertas cosas que haces, que se consideran “estadounidenses”, que a la otra parte de tu familia les parecen ridículas. Le pedí permiso a mi mamá para el receso de primavera para ir a nadar con los delfines.



Remonter