PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Más rápido Caliente Tiro, Juegos de Más rápido Caliente Tiro, Más rápido Caliente Tiro Gratis

Mi camisa estaba en el suelo. Tenía puestos los pantalones. El zapato izquierdo también. El derecho estaba sobre una almohada. Y la cabeza a punto de estallar. ¿Vieron cuando oyen los latidos del corazón en la cabeza? Me levanté y me sentía terrible. Y cuando me incorporé Juegos Cuando me incorporé, pude sentir Juegos que subía el vómito. Lo sentí. Sentí que hacía Juegos Hacía así. Pero lo contuve. Lo controlé. Si hay algo que deben saber de mí es que no vomito. Dejemos algo en claro: yo no vomito. Me controlo. Cuando veo gente vomitando, pienso: “Eres débil. Contrólate. Eres débil”. Es mi cuerpo, es mi templo. Yo lo controlo. El cuerpo intentó. Yo dije: “¡No!”. Mi cuerpo dijo: “Vamos, hermano, debo Juegos “. Yo dije: “¡No! ¡Respira!”. Lo tenía bajo control. Fui a la cocina y empecé a preparar el desayuno. Cuando serví la leche en el tazón con cereales, mi cuerpo dijo: “Oye, ¿Trevor?”. Le dije: “¿Qué pasa, amiguito?”. “Oye, ¿te molesta si eructo?”. “Claro que no me molesta. Eructas todo el tiempo”. “Bueno, voy a eructar ahora. Será un eructo común y corriente”. “No sé por qué me lo adviertes. Nunca me adviertes antes de eructar. Solo lo haces”. “Es solo un eructo común. No te preocupes”. Le dije: “Bueno, hazlo, eructa”. “Bien, aquí viene”. Y mi cuerpo hizo Juegos Pero lo contuve en la boca. Lo retuve todo ahí. ¡Vamos, atrévanse a juzgarme! Sí, júzguenme. Saben lo que se siente porque son alcohólicos. ¿Van a juzgarme? Todos lo hemos hecho. Es lo que hace alguien con clase. Lo retienes en la boca para poder escupirlo en el inodoro. Lo contuve en la boca. Corrí al baño. Vomité, y fue la peor sensación del mundo. Ni siquiera bebo. Vomitar es ahora otra de las razones para no Juegos ¿Saben? Al vomitar Juegos lo peor es ese jadeo seco. Terminas de vomitar, pero sigues Juegos Eso es lo que me dice que los humanos no somos tan evolucionados como creemos. Porque tu cuerpo y tu cerebro saben que ya no quedó nada más. No hay nada más, y sin embargo uno Juegos No quedó nada. Nada. Y estamos en esa posición Juegos No es nada elegante. Nadie se ve bien. Todos están así, como Juegos Todos están en la misma posición. Nadie vomita con estilo. Nadie está así Juegos Nadie. Cada uno de nosotros queda reducido Juegos a una bola de dolor. Terminó. Ya terminó. Ya ter Juegos Duele mucho. Duele. No quedó nada. ¿Por qué no ves que Juegos ? Por favor. Estoy muriendo. Me estoy muriendo. Ni siquiera sé qué Juegos Y luego salió la sangre. Nada bueno. Entré en pánico. Me dije: “Tengo una hemorragia interna. Debo ir al hospital”. Llamé a mi amigo Mick. Le dije: “Mick, ¿dónde estás?”. Me dijo: “Trevor, en casa. ¿Qué pasó?”. “Necesito tu ayuda. Bebí demasiado anoche”. Me dijo: “Sí, ¿y?”. “Y esta mañana vomité mucho”. Me dijo: “Sí, claro. ¿Y?”. Le dije: “Y vomité sangre”. Me dijo: “Bueno. ¿Y?”. “Eso es todo, Mick. Vomité sangre”. Me dijo: “Qué lástima, Trevor. ¿Ahora qué vas a hacer?”. Le dije: “Voy a ir al hospital, Mick”. “No sé si es necesario. ¿Vomitaste mucha sangre?”. “Una gota ya es mucho. ¿De qué hablas?”. “Entiendo a lo que te refieres, pero ¿era mucha o poquitita?”.



Remonter