PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

La Velocidad De La Bola Tiempo, Juegos de La Velocidad De La Bola Tiempo, La Velocidad De La Bola Tiempo Gratis

Ellos te adoraran. Yo te amo a ti. También te amo. Me doy cuenta de cómo debes sentirte jeugos No estaría más cómoda sentándose jeugos Yo sé cómo jeugos No tuvo nada que ver jeugos No quiero hablar de jeugos Por favor, retírese. ¿Qué paso? No puedo, no sé, por favor, váyase. Ayúdenme. Ya está bien jeugos Permiso. Oye, hola. Hola. Lamento no haber estado aquí. Lo siento mucho. Detrás de ti. Felicidades. Es una niña. Es mi bebé. Dios mío. ¿Lía? Lía. Hola Lía, soy tu papi. Mírala. Mírala. Hola John. John el incendio. Está bien. Ella está bien. No. No sé qué pasó. Es como que la casa estuviera maldita. No puedo volver ahí, no puedo. No tienes que hacerlo. Nunca. Pasadena, California ¿Qué pasa? ¿Qué pasa? ¿Oye cielo, ya estás lista? En cualquier segundo ella va a jeugos y entonces jeugos Necesitas salir más, vamos, llegaremos tarde. ¿Estás seguro que debemos salir? Lía está algo inquieta. Mía. Ella está bien. Las dos deben salir un momento. Han estado encerradas demasiado. Lo sé, pero jeugos Mira, mira afuera. ¿Está hermoso, si? Vamos, necesitas esto, yo también. Lía definitivamente necesita broncearse. ¡Oh, basta! Mira eso. Podríamos ponerle de eso jeugos ¿Cómo se llama? Ah, manteca de cacao. La embetunaremos con manteca de cacao. Está bien, voy siempre y cuando dejes de hablar. ¿Lo prometes? Vamos. Vamos. Mira a esa pequeña bebé. No podemos dejar que el miedo nos controle. Porque nunca estamos realmente solos, cuando caminamos con Dios. ¿No es verdad, que mientras mas sabemos de algo, menos miedo le tenemos? Debemos enfrentar nuestros miedos, para poder entenderlos mejor. Necesitamos hacer brillar nuestra luz, a los monstruos que se alimentan jeugos de nuestras inseguridades, de nuestras ansiedades, y en la duda que lanzamos en nosotros mismos. Debemos recordar que para aquellos que tienen fe, esta luz de la verdad está llena. Mía. ¿Te importaría si tomo una foto de tu pequeña? Me agrada colgar fotos de los miembros más jeugos nuevos de la congregación en el boletín de avisos. Sí, claro. No, no, no. Tenla en tu regazo.



Remonter