PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Juegos de India Vs Inglaterra Time juego gratis

Cuando se despierta no se acuerda de nada. Él se enoja y a veces destroza la mitad de la casa. Piensa que tiene años y siempre piensa que está luchando con los mongoles. Nadie lo sabe. Solo Karkun. Es al único al que se lo he contado. Siempre espero que le vuelva la memoria. Abre la puerta. ¿Qué más puedo soportar? Príncipe, espere. Acompañaré a Fjodor. , Pon la caja de la plata abajo para que no se caiga. El resto donde está. La traerán en seguida. Te saludo Karkun. Hola. Médico, tu estuviste con la horda. Sí. ¿Hablas su idioma? No solo el suyo. Nos traducirás. ¿A qué viene esto? Te vienes. ¡Soy un hombre libre! Dile al regente de la ciudad que aun vives. Ten, por favor. Te he hecho tortitas. Lada te acompañará. Te ayudará a recordar. No es necesario. Sí. No protestes. Vuelve pronto. Quiero una flauta nueva. Vamos. Nastjia. Karkun. Cuida bien de Lada. Te lo has vuelto a olvidar. ¿Guerra? Ya lo veremos. Traductor. ¿Qué? ¿Qué dice ese hombre? Explica las leyes de la horda. La desobediencia es la muerte. ¿Y por qué se ríen? Son ateos. Se comen a las chicas con ajo. Que Dios esté con nosotros. Poderoso Kan, señor de la gran horda. El príncipe Juri le manda saludos. Y le hace una profunda reverencia al hijo del cielo. Y os pide que acepte sus modestos regalos. Comed algo. Pruébalo. Leche de yegua. No la escupáis. No la vomitéis. No escupir en ningún caso. No escupir en ningún caso. No escupir en ningún caso. No escupir en ningún caso. Poderoso Kan. Permítenos la pregunta ¿Qué queréis de los hombres de Riazán? El Gran Kan dice que no quiere nada de vosotros. No habéis sido invitados a este campamento. Pero está interesado en conoceros. Riazán será la primera ciudad rusa del Gran Kan. Vuestra tierra necesita un soberano. Comed. El Gran Kan dice que quien se arrodille ante él nunca estará solo. Preferiría ver como tú te arrodillas ante nosotros. No lo he oído. Repítelo. Lo que quiso decir el joven príncipe es que tenemos un proverbio No vendas la piel del oso antes de cazarlo. ¿Creéis que el Gran Kan alguna vez se arrodillaría ante uno de vosotros?



Remonter