PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Fútbol De Cabezas: La Liga, Juegos de Fútbol De Cabezas: La Liga, Gratis Fútbol De Cabezas: La Liga

Fútbol De Cabezas: La Liga Di todo mi dinero para conseguirlo. Amy. Cariño. Eso estuvo muy bien. Eres estupenda, Amy. Me sentí avergonzada, pensando sólo en mí. Amy, mi rosa más bonita. Y estoy muy contenta, porque el mío es el más hermoso ahora. ¿Dónde está Mamá? No tardaré en venir. ¡El desayuno! Hannah, tengo tanta hambre. Hannah, ¿qué es? ¡Salchichas! ¡Panecillos! ¡Son mis favoritos! ¡Café! Hannah, vencerías a los Holandeses. No es necesario tanto espamento. Recuerdo cuando solía servir todo esto en la mesa de su padre todos los días. ¿No? Hannah, ¿de verdad fuimos ricos? ¿Cómo me vestía yo? Me gustaría poder contarle a Jenny Snow toda la ropa bonita que solía usar. Yo puedo contárselo. ¡Pañales! ¡Jo! Dos para cada una. ¿No es esto maravilloso? Mira todos los panecillos. ¡Ella viene! Date prisa, Beth, música. Amy, abre la puerta. Ven aquí, Meg. Vamos a taparlos y será una sorpresa. ¡Adelante, mamá! ¡Feliz Navidad, mamá! Feliz Navidad, mis juegos ¡Queridas! ¡Meg, cariño! ¡Gracias! Y pañuelos de Bethie. Gracias. Hannah, ¿viste? ¡Amy, mi preciosa, gracias! Esto es de mi parte. Jo, mi niña. Gracias, hijas. Gracias. Mis niñas. No puedo decirles lo feliz que estoy. Bueno, puedo decir lo hambrienta que estoy. Vamos, todas. Pásenme mi plato. Siéntate, mamá. ¡Mamá, mira! Salchichas. Esperen un minuto, niñas. Quiero decir algo antes de comenzar. Vengo de la casa de una pobre mujer con un bebé recién nacido juegos juegos y seis niños acurrucados en una cama para no congelarse, porque no tienen fuego. Ellos están sufriendo frío y hambre. Mis niñas, ¿les llevarían su desayuno como regalo de Navidad? Estoy tan contenta de que hayas vuelto antes de empezar. Sabía que lo harían. ¿Puedo llevar algunas cosas? Todas iremos. Toma el café, Hannah. Voy a buscar leña. Yo llevaré la crema. Llevaré el pan. Y yo llevaré los panecillos. Aquí estamos, Sra. Hummel. Dios del cielo. Ángeles buenos han venido. Ángeles graciosos, con capuchas y guantes. ¿Quieres comer un poco de pan? Aquí, te voy a dar un poco de pan. Es extraño que Roderigo no está aquí. Su nota decía “a la hora en punto”.



Remonter