PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Forte Roi Des Défenseurs Tiempo, Juegos de Forte Roi Des Défenseurs Tiempo, Forte Roi Des Défenseurs Tiempo Gratis

esto es entre Lía y yo. Y ella me dijo que quería esa pijama, la vas a malcriar. Perdí mi oportunidad de malcriar chicos, además, es imposible malcriar a un bebé. Bueno no sé, si eso es cierto. Bueno, lo averiguaremos con Lía, porque jeugos También quería éstos vestidos. Ay, Evelyn. ¿Qué pasa dulzura? ¿Que son esos alaridos? Oye sabes, mi Ruby no dejaba de llorar hasta que jeugos Ven aquí, vamos a parar esos berrinches Vamos. Sí, así está bien. Aquí vamos. Voy a mecer a este bebé Eres mi salvadora. ¿Qué canción tarareabas? Un Blues antiguo. Era lo único que tranquilizaba a mi Ruby cuando era bebé. ¿Te molesta si pregunto cómo murió? Comprenderé si no quieres hablar de ello. No, está bien. Fue en un accidente de auto. Regresábamos de visitar a mis Padres. Viven en el norte. Así que, estaba cansada. La familia te hará eso. Era muy tarde en la noche, no debería haber estado tras el volante. Lo último que recuerdo fue jeugos Mirarla en el asiento de atrás, y mi hija estaba dormida. Mia, mi hija se había convertido en la más hermosa jovencita. Yo, desperté semanas después. Y Ruby, jamás lo hizo. No tuve la oportunidad de despedirme. O de rogar a Dios que me llevara a mi primero. Yo cometí el error, y ella pagó el precio. Padre. ¿Dónde está? ¿Dónde está qué? La muñeca. La llevaste contigo. El mal. Su presencia. Lo vi John. Lo sentí. Sentí lo mucho que quiere. ¿Qué quiere? Tomar su alma. Pero usted dijo que no puede tomarla, que tiene que ser ofrecida. Y un bebé no puede ofrecer su alma. Dios mío. Mía. Está bien voy yo. Hola. Mía. El Padre Pérez tuvo un accidente, dijo que jeugos ¿John? Mía, necesito que salgas de la casa. ¿De acuerdo? Voy para allá. ¿Padre Pérez? ¿Está todo bien? Padre. ¡Que Dios tenga misericordia con tu alma! ¿Quién era ese? Debemos irnos ¡Lía! ¡Lía! ¡Lía! ¡Lía! ¡Lía! Mía, el teléfono está muerto, vamos. Mi bebé. Usaremos el teléfono de mi departamento. Tiene a mi bebé. Debes venir conmigo. Debo encontrar a Lía. Debemos ir a la iglesia, vamos. Dios. ¡Lía! ¡Lía! ¡Líaaaa! ¡Lía! ¿Qué quieres?



Remonter