PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Final De Fútbol, Juegos de Final De Fútbol, Gratis Final De Fútbol

NEl y la chica irán hacia el Dios Venado. Entonces van a pedirle ayuda Juegos NSíguelos. Pero mantente oculto, o no aparecerá. Por supuesto. ¿Tiene sangre de jabalí en la cara? Asi es como podemos engañarlos. Continua! NYa casi llegamos al estanque. Algo se acerca! Algo está mal, Okkoto! N¡Solo un poco mas! Algo malo se acerca. Hay demasiada sangre. NNo puedo olfatear que es. Los simios! Ustedes hicieron esto. Es su culpa. El bosque morirá. ¿Así es como dan las gracias a Nquienes luchan por su bosque? Trajeron la ruina. Cosas que no son ni animales ni humanos! ¿Ni animales ni humanos? Juegos ¡Están aquí! N Juegos ¡Es el fin! ¿Guerreros? Han regresado! Mis guerreros han regresado Nde la tierra de los muertos! Adelante, mis guerreros! N¡Hacia el Dios Venado! Okkoto, no! NTus guerreros no hay revivido. Se vistieron con pieles de Njabalí para ocultar su olor! Son hombres! Detente, quieren que los Nguiemos hasta el Dios Venado! Sal, Dios Venado! Si eres el señor de los bosques, revive a mis Nguerreros para luchar contra los humanos. Okkoto, calma tu corazón! Estamos rodeados! NEstá acabado, déjalo. No, se convertirá en un demonio! Dile a mi madre que ellos Npersiguen al Dios Venado. Ella sabrá que hacer. No podemos dejar que los nuestros mueran. Vete. Mataré al primero que se acerque, Ny le diré al bosque lo que son en realidad. ¿Ashitaka? Bastardos! Me quemo! N¡Una llama se enciende dentro de mí! No! No, Okkoto! N¡No te conviertas en demonio! Okkoto! Una respuesta! Juegos ¿Qué es eso? N Juegos San está en peligro. Vamos! Caliente! No! No quiero convertirme en monstruo! N¡Okkoto! Demasiado lento, sube! Un lobo! Eboshi! Ve adelante! Eboshi, escucha! Alto! ¿Ashitaka? Los samurais están atacando la fundición! NLas mujeres la están defendiendo. Olvida al Dios Venado! Los hombres están regresando! N¡Te están esperando! ¿Qué pruebas tienes? Ninguna! ¡Me habría quedado Npara ayudar si pudiera! ¿Entonces no debo matar al Dios Venado, Npero si a los samurais?



Remonter