PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Juegos de Fast Vencer A La Pared juego gratis

Harlan tenía un “boat”, un “full” de nueves. Brad no tiene nada, pero su apuesta inicial lo hizo ver como algo, completamente accidental, como si hubiera una posibilidad de que tuviera una pareja de reyes. mil. Lo cual, si fuera cierto, le daría la mejor mano posible. Brad está contando mil, lo que significa que va a igualar y Harlan sabe que si Brad va a igualar y no eleva la apuesta significa que no tiene la “mejor mano” y está apostando una pareja alta, probablemente reyes y reinas. Pero en vez de igualar la apuesta, Brad mete mil dólares en el pozo. Apuesto todo. Harlan mira a Brad. Cada señal que Harlan se sabe, la arteria carótida bombeando, las manos rígidas… Brad hace lo opuesto. Las apuestas de Brad habían representado una mano enorme al llamar las cartas descubiertas, al pasarse y subir la apuesta en el turno y bombardeando el “River”. Por supuesto, Harlan no sabía que Brad no conocía lo que eso significaba. Así que Harlan, siempre un buen jugador, dijo: Buena apuesta. Voy a dejar esto. Mientras tiraba lo que no se daba cuenta de que era la mano ganadora. Brad lanza sus cartas también y uno de ellos se voltea y Harlan ve… ¿No tenías un par de reyes? No tenía ningún rey. Excepto este del medio. ¿Tenías dos parejas? Tenía una pareja, los nueve del medio. ¿Harlan, que estás pensando, hombre? Gracias. Ni siquiera era tanto dinero. Harlan sólo perdió cerca de $, en esa mano. Pero un interruptor de corriente explotó y Harlan buscaba sangre ahora. La de todos. Tienes $ mil en la mesa, ¿quieres otros cincuenta? Dame otros cien mil, por favor. Firma aquí por mil. Para las am, Harlan bajó medio millón de dólares. Abandonó todo lo que sabía de póquer y estaba jugando como un chico de fraternidad, abanicando por un jonrón en cada mano. Otros cien mil, por favor. Oye, amigo… Molly. Por favor, vamos. Firma aquí por los mil. am. Los mensajes de texto salían haciendo que todos supieran que Harlan estaba sangrando. Los chicos venían a jugar por un par de horas antes del trabajo. Habían estado perdiendo con él por meses.



Remonter