PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Juegos de Fantastic La 4ª Y la Meta juego gratis

Odio decirlo, pero si nosotros no lo encontramos, nadie lo hará. De acuerdo, si redirijo vuestro vuelo de infiltración para partir directamente de Puerto Rico, e informaros en el avión, podría conseguiros otras ocho horas. Es lo mejor que puedo hacer. Si no podéis encontrar a Carlos hasta la noche, tendréis que dejarlo a las autoridades locales. Suena bien. Gracias, Matty. ¿Listo? Sí. Vale. Tenemos hasta la anochecer. ¿Por dónde quieres comenzar? No lo comprendo. ¿Quién querría hacer daño a Carlos? Bueno, de hecho, esperábamos que pudieras ayudarnos con eso, Camila. Revisamos su camioneta, no faltaba nada Ni los maderos atrás, nada. Así que no creemos que fuera un robo. Pensábamos que esto era personal. ¿Carlos tenía enemigos? ¿Enemigos? No. No, es decir, todos lo quieren. Él es Carlos. Sí. ¿No se te ocurre algún motivo de por qué alguien querría hacerle daño? No. ¿Qué hay de esos? Anoche, tuve la impresión que había una historia que no querías que Carlos contara. No quería asustar a Adriana. Justo después de la tormenta, Carlos volvió a por lo que quedaba de nuestra casa y encontró a saqueadores llevándose nuestras cosas. La mayoría de ellos huyeron al minuto que gritó Carlos, pero uno de ellos cogió el candelero de mi abuela antes de huir. Así que Carlos lo persiguió, lo tumbó al suelo y se dio cuenta de que era uno de nuestros vecinos. Así que hizo un arresto ciudadano, ató al hombre y esperó cinco horas para que llegara la policía. ¿Y este saqueador tiene un nombre? Jorge Villareal. ¿Creéis que él hizo esto? Bueno, no lo sabremos hasta que tengamos una conversación con él. ¿Sabes dónde podemos encontrarlo? La casa de Jorge fue destruida por Maria. Lo último que supe es que estaba viviendo en su taller mecánico en la autopista en Santa Ana. Buen lugar para empezar. Sí. Gracias. MacGyver. Por favor, prométeme que encontrarás a Carlos. Hemos perdido todo. No puedo perderlo también. Lo prometo. Deja de correr, Jorge. ¡He dicho que pares! ¿Dónde está Carlos? No sé de qué habláis. Escucha, Jorge, mi paciencia es muy delgada ahora, así que hazte un favor,



Remonter