PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Desafío De Globulos, Juegos de Desafío De Globulos, Gratis Desafío De Globulos

Desafío De Globulos ¿Recuerdas aquella vez cuando estábamos solas, cuando estabas enferma, en aquel chalé de Mountown? También dijiste que habías visto a Carl. No me acuerdo. No, probablemente no. Es posible que te lo imaginases. Le ocurre a muchas personas, hay personas que ven visiones, fantasmas o alucinaciones. Si la mente está obsesionada con algo, puede producir una imagen en la retina. Se conoce con el nombre de imagen asociada. Hace muchos años que no pienso en Carl. Le quería, pero hace tiempo que se acabó. ¿Dónde está John? ¿Vas a tomarte eso? ¿Te traigo otra cosa? ¿Qué pasa? Ven aquí. ¡Mira, mira! ¿Lo has visto? Lo has visto, ¿verdad? Sí, tienes razón. Hay alguien allí. Llamaré a la policía. ¡No, espera! ¿Por qué? Podría ser la policía. Entonces lo sabrán. O alguien inocente, como un niño, o un vagabundo. Será mejor que lo averigüen ellos. Comprobaré que la cocina está cerrada. ¿Inspector Walker? Ellen ha visto una luz en la vieja casa. ¡Otra vez no! Está ahí. Yo también la vi. ¿Dónde está? Llamando a la policía. Ustedes quédense aquí. Coged las tenazas. ¿Quién fue el idiota que dejó esto abierto? Puñado de incompetentes. He visto una luz, venid aquí. Vamos. Va por ahí, deprisa. Que no se escape. ¡Alto, policía, deténgase! ¡Ya le tengo! ¡Suélteme, déjeme! ¡Suélteme! ¿Buscaba fertilizante, Sr. Appleby? Métanlo en el coche. ¡Conozco mis derechos! ¡No creo que la curiosidad sea un crimen! Que venga un carpintero y que la precinte, cambien el candado. Llamaré a los propietarios mañana. Señor, ya no podemos hacer nada más. Muy bien, es suficiente. No hay nada, señor. ¿Qué esperaba encontrar? ¿Una figura de cera con salsa de tomate, un gusano con un revólver? Le dije anoche que fui por curiosidad. Si le dijera que he visto un cadáver en la casa de al lado, ¿no iría a echar una mirada? Debió frenar su curiosidad y no entrar en esa casa. Dadas las circunstancias, estamos dispuestos a retirar los cargos. Podríamos volver a plantarlos, si usted lo desea, señor. A los muertos no se les planta, sargento, se les entierra. ¡Ahora sáquelos de mi jardín! Disculpe, Sr.



Remonter