PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Deporte Jefes De Fútbol Tiempo, Juegos de Deporte Jefes De Fútbol Tiempo, Deporte Jefes De Fútbol Tiempo Gratis

No hagamos esto. ¿Debe ese hombre ser juzgado? Sí. ¡Y vas a mantener la boca cerrada! ¿Qué hay de este chico? ¿Qué hay de él? ¿Lo juzgarías? Es un niño. Pero ya lo has hecho. Ese chico es tu padre. Sí, señor. Ahora, ¿qué hay con el hombre que se alimenta de niñas inocentes? ¡Papi! ¡Papi! Bien, ya es suficiente. ¿Ese hombre es culpable? Lo condenaría al Infierno. ¿Y qué hay de su padre? El hombre que lo volvió en este monstruo desviado. Yo también lo condenaría. ¿Cómo puedes detenerte ahí? ¿No ese legado de quebrantamiento? ¿Se remonta todo el camino de regreso a Adán? ¿Y qué hay de Dios? ¿No es el culpable? Puso todo en marcha. Especialmente, si él sabía el resultado. ¿Quieres que lo diga? Absolutamente. Dios tiene la culpa. Bueno, si es tan fácil para ti juzgar a Dios… Debes elegir a uno de tus hijos… para pasar la eternidad en el Cielo. El otro, irá al Infierno. No puedo hacerlo… ¿No puedes hacer qué? Sólo te pido que hagas algo… que crees que Dios hace. Entonces, ¿quién irá al Infierno? Podrías elegir a Kate. Ella dijo algunas cosas muy dañinas. Ella te aparta. Ni siquiera puedes estar seguro de si te quiere ya más. O, podrías elegir a Josh. Él ha sido desobediente. Sale a escondidas. Mintiéndote. ¿No lo sabías? Mackenzie, haz tu elección. No quiero hacer esto ya más. No puedo hacer esto. ¿No puedes hacer qué? No puedo. No lo haré. Debes. Esto no es un juego. Tienes que. ¿Sabes qué? Esto no es justo. Debes. No es justo. No puedo. Tómame a mí. Yo iré en lugar de ellos. Tomaré su lugar. Tú tómame a mí. Iré en su lugar. ¡Dejas a mis hijos en paz y tómame a mí! Mackenzie, has juzgado a tus hijos dignos de amor, incluso si te cuesta todo. Ahora conoces el corazón de Papá. Sabes, lo que no entiendo… es como Dios puede amar a Missy. Y la hizo pasar a través de tanto horror. Ella era inocente. Lo sé. ¿La utilizó a ella para castigarme? Porque eso no es justo. Y ella no se lo merecía. Mi esposa y mis hijos no se lo merecen. Ahora, yo podría que sí. Porque sabes que yo… ¿Es eso quien es tu Dios, Mackenzie? No es de extrañar que te ahogues, en gran tristeza. Dios no es así. Esto, no es lo que Dios hace. No lo detuvo. No detiene muchas cosas que le causan dolor. Lo que le ocurrió a Missy, fue obra del mal. Y nadie en tu mundo es inmune a ello. Quieres la promesa de una vida sin dolor. Sí. Sí. No hay una. Mientras haya otra voluntad en este Universo, libre de no seguir a Dios, el mal puede encontrar una manera de entrar. Debe de haber una mejor manera. Y ahí está. Pero la mejor manera, implica confianza. Ya no quiero ser el Juez. Missy. Ella no puede oírte. ¿Puede verme? No. Pero sabe que estás aquí. ¿Ella está bien? Más de lo que imaginas. ¡Missy! ¿Me perdona? ¿Por qué? No pude salvarla. No pude llegar a ella a tiempo. Missy no piensa eso. Y tampoco lo hace Nan o Papá. Es hora de dejar ir. ¿Cómo estuvo? Terrible… Y maravilloso. Estoy muy orgulloso de ti, amigo mío. Gracias. Por dejarme verla. No fue mi idea. Eso siempre funciona mejor cuando lo hacemos juntos, ¿no crees? ¿Dios tiene tiempo para tomar el sol?



Remonter