PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

De Oro De La Estrella Del Fútbol, Juegos de De Oro De La Estrella Del Fútbol, De Oro De La Estrella Del Fútbol Gratis

De Oro De La Estrella Del Fútbol pero puedo ver que no lo estas. Asi que, yo solo juegos las tiraré por ahí. Creí que no estabas interesado. No lo estoy. Eso es obvio. Puesto que tu las copiaste, ¿Cuánto obstuve? Dime cuanto saqué. UhUh ¿Cuánto? y ¿Apuesto que lo hice mejor que tu, cierto? En el escrito, pero te deje sin pantalones en el práctico. Tengo que llenar algunas formas para el próximo otoño. Yo también tengo que ir. Hey, yo juegos te veo el próximo año. por el arte de la escultura Pedazo de arcilla o de hierro que cayera en sus manos, era transformado en paloma de paz, en águila vencida por la fuerza obrera, en monumento al trabajo creador Su tesón y su afán de superación lo convertirían bien pronto en propietario de una marmolería juegos pero sus tareas de escultor no lo llevarían a olvidarse de sus deberes de proletario. Siempre pudo vérsele en la primera línea de combate contra todas las fuerzas opresoras juegos y esos ideales revolucionarios no lo abandonarían nunca mas. haciendo bustos, con sus propias manos para sobrecumplir las metas y obsesionado con la idea de que para el próximo año, cada familia cubana tuviera un rincón patriótico en su casa, se puso a trabajar en su obra más importante una maquinaria para hacer bustos con gran rapidez, en cantidades no sospechadas para entonces juegos Francisco J. Pérez, fue un Michelangelo para los humildes, por eso no podía hacérsele mejor homenaje que el acordado por sus compañeros de trabajo en asamblea relámpago, que fuera enterrado con su carnet laboral símbolo de su condición obrera, que le sirviera de credencial en ese eterno trabajo creador, adonde seguramente irá a morar su alma proletaria Compañeras, compañeros juegos sólo me resta en nombre de su atribulada viuda y su sobrino darle las gracias por acompañarnos en este triste día, en que la naturaleza parece no ha querido unirse al dolor de los obreros. He dicho. Estamos terminando ¿Trajo el carnet? Le sirve el de la clínica, ¿verdad? No, ese no, el laboral. Ah, yo no tengo, soy ama de casa. No, el suyo no, señora, el del difunto juegos que en paz descanse juegos tenemos que añadirlo al expediente ¿El de mi esposo? Tía, ese carnet fue juegos cuando juegos Es que juegos Es que juegos Díselo. Es que a mi esposo lo enterraron con el. ¡¿Cómo?! Sí, no sabíamos nada. Nadie nos dijo nada. Mi tío era obrero ejemplar, ¿comprende? Sí, pero es que yo TENGO que añadirlo al expediente ¡Ay, Dios mío, qué complicación!



Remonter