PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Juegos de Billar Bola Adventure juego gratis

Gracias. Pero He oído que en Judea comen saltamontes. Qué raro. No tengo ni idea. Tú. Acércate. Ten, para ti. Y llévale algo a Jewpati. Es hora de despertarle. Partiremos temprano. Tranquilo. ¿Ves? No hay sangre. Tu herida se ha curado. Fue hace años. Ahora estamos en el bosque. Eres oficial de la guardia del príncipe Juri Llevas a los soldados ¡Paradle! ¡Esperad! ¡Sujetadle! ¡No le hagáis nada! ¡No le hagáis nada! Recupera el sentido. Batú Kan ha quemado Riazán. ¡Acuérdate! ¡Queremos que la horda se dé la vuelta! Recupera el sentido. Vuelvo a acordarme. Perdonadme, hermanos. Sé cómo hay que despertarte, pero Dicen que soy una lapa. Tú has actuado bien. Tenemos que unir nuestras fuerzas en la lucha contra los mongoles. Jewpati os ruega llevar las tropas de Vladimir a las faldas de la montaña Kahlen para encontrarse con los ejércitos de los príncipes de Murom y Kolomna. Acabaremos con la horda Atacando desde distintos flancos. ¿Cómo de fuerte es el ejército de Batú Kan? Enorme. Se extiende a lo largo del rio Oká. La columna se extiende kilómetros. El emisario dice la verdad. Nuestros espías dicen lo mismo. Han contado unos hombres. Haz los preparativos y avisa al comandante. ¿Y quién es ese hombre ? ¿qué te envía? Kolovrat. Era oficial de la guardia del príncipe. ¿Un oficial de la guardia? ¿Cómo de grande es su ejército? Deben ser más de veinte. ¿Más de veinte mil? guerreros. Pero cada uno de ellos vale por guerreros de la horda. Ha venido aquí para darnos esperanzas. Dice que debemos sacar a nuestro ejército de la ciudad para unirnos a un cabecilla que se esconde en el bosque. Vuelve de regreso. Qué Dios esté contigo. Kolovrat no es un simple cabecilla. Vete ya. ¡Que venga el comandante! Todos deben reunirse en la montaña Kahlen. Te daré un caballo fresco, de acuerdo. Y le dirás a tu cabecilla de nuestra parte que no le ayudaremos. Luchar contra la horda a campo abierto es puro suicidio. ¿Y tengo que renegar de Kolovrat? Necesito aquí a mis soldados para proteger la ciudad. Adiós. No han regresado. Maldición. ¡Paso! ¿Adónde vas?



Remonter