PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Bicicletas Tiro Campos, Juegos de Bicicletas Tiro Campos, Bicicletas Tiro Campos Gratis

Bicicletas Tiro Campos La guerra deja una marca, Sra. Lomax. Pero yo no creo en este código de silencio que tienen. Realmente no. Y puede determinarse permanecer fastidiado y sufrir por el resto juegos juegos de su vida, pero no quiero eso para Eric. Y no puedo vivir así. Es un hombre maravilloso. Lo he visto. Lo amo y quiero que vuelva. Cuando llegamos a casa, Eric no pudo soportarlo. Así que ingresó en el Servicio Colonial, y construyó una presa en África. Me escribió diciendo que tenían una vía angosta juegos juegos del sistema ferroviario, y necesitaba urgentemente más motores. Pero sólo los japoneses tenían del tipo correcto, así que iba a hacerlo sin ello. Cuando regresó, él juegos Él venía a estas reuniones y solo se sentaba ahí. No hablaba en lo absoluto. Hizo lo que sea juegos juegos para evitar a las personas. Dio muchas vueltas al país recogiendo recuerdos del ferrocarril. Creo que es como le conoció. Toda su vida han sido los trenes. ¡Aquí! ¡Aquí! ¡Aquí! ¡Agua! ¡Aquí! ¡Aquí! Agua, ¡por favor! Fórmense, hombres. No se rezaguen. ¡Atención! Uds. tienen mucha suerte. Uds. ingenieros. Están aquí, para ayudarnos. Si ayudan bien, tendrán una buena guerra aquí, en este buen lugar. Si no nos ayudan, volverán a la línea. La línea no es un buen lugar. Ahora, uno por uno numérense, por favor. Uno. Dos. Tres. Cuatro. Cinco. Seis. Siete. Ocho. Nueve. Diez. Once. Doce. Trece. Catorce. Quince. ¿Quién se rindió? Nunca me he rendido. Todavía deberíamos estar luchando ahí afuera, ahora. No estamos peleando, ¿verdad? Estaremos trabajando para los japoneses. No voy a trabajar para los malditos japoneses. Deberíamos salir de aquí. Organizarnos. ¡Contraatacar! ¿Y escapar? Hay más de nosotros que ellos. Podríamos lograr irnos. Todos nosotros. Calma, Thoriby. Es bastante fácil el irse. ¿Y entonces qué? ¿Adónde irías? Digo, debemos estar en alguna parte. Nosotros no nos hemos caído del borde del mundo. ¿Eh, señor? ¿Por qué no te sientas aquí? Bueno conté cuatro días, Norte, desde Singapur hasta Bangkok, que nos pondría en algún lugar de por aquí.



Remonter