PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

Addicta Patadas, Juegos de Addicta Patadas, Gratis Addicta Patadas

Addicta Patadas Y, sin embargo, cuán pronta y rotundamente respondiste mis preguntas. Entonces, me sonreíste. En ese momento, supe que te había encontrado. Jane, ¿no puedes perdonarme? Sí lo perdono. ¿Aún me amas? Aún te amo con todo mi corazón. Lo digo ahora, ya que es la última vez. ¿Quieres decir que te irás por un lado, y me dejarás que yo vaya por otro? Quédate conmigo, Jane. No lastimaríamos a nadie. Nos lastimaríamos a nosotros mismos. ¿Sería tan malo amarme? ¿Lo sería? Podría destrozarte entre mis manos, pero tu espíritu aún sería libre. Jane, ¿te vas? Me voy, señor. ¿No serás mi consuelo, mi rescatadora, mi profundo amor? ¿Mi ruego desesperado no significa nada para ti? Dios lo bendiga, mi querido amo. Dios lo conserve lejos de daño y error. ¡Jane! ¡Jane! ¡Jane! No iba a ningún lado; no tenía lugar donde ir. Sin referencias, no podía encontrar empleo. Pasé hambre y noches sin techo. Al final, viejos recuerdos más que mi propio deseo, me llevaron de vuelta a Gateshead Hall juegos a Bessie, que alguna vez había sido amable conmigo. Bessie. Sí, soy Bessie. Si busca trabajo, no tenemos nada para nadie hoy en día. Pareces pobre, joven. Si tienes frío, puedes sentarte cerca del fuego. Siéntate, joven. ¿Dónde conseguiste ese broche? Tú me lo diste, Bessie. ¡Jane! ¡Jane Eyre! Una dama adulta, y eras una cosa tan diminuta, no más que un palo de escoba. Oh, Srta. Jane. Esa es su pobre tía. No le digas a la tía Reed que estoy aquí o al primo John o a nadie. El amo John ya no está aquí. Tan pronto como tuvo edad, se fue a Londres. El juego. Eso fue. Miles y miles de libras que la señora pagaba. Tuvo que cerrar la mayor parte de la casa y echar a los sirvientes. Pero, aún así, él continuaba pidiéndole dinero. El verano pasado, se mató, Srta. Jane. Lo encontraron ahorcado en su cuarto, con las cartas todavía sobre la mesa donde había jugado la noche anterior. Cuando le dijeron a la Sra., tuvo una especie de ataque. Como extraviada en su mente. ¿Eres tú, Bessie? Sí, madame. ¿Quién eres tú? Vete. Soy Jane, tía Reed. Jane Eyre. Jane Ey juegos Eyre.



Remonter