PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

2Fútbol, Juegos de 2Fútbol, 2Fútbol Gratis

2Fútbol miedo a los truenos. No tienen miedo a los truenos, papá. Hay alguien ahí afuera. ¡Dios mío, es Ud.! Me asustó. ¿Qué diablos hace ahí afuera con este tiempo? Quiero hablar con Ud. a solas. ¿Y bien? Lo escucho. Me dirijo al norte, al campamento de Barbarroja. Eso ya lo sé. Sí, el hecho es juegos Hay dos mujeres en esta casa. ¿Y por cuál ha venido? Le pido la mano de su hija Tessa. Tessa juegos Tessa tiene edad para tener esposo. Ud. busca una esposa Entonces, ¿hablará con ella? Sí, sí. Le hablaré de sus intenciones Lo tengo todo planeado. Entendido. Hasta mi regreso. Por fin llegamos. Esa es la parte de Italia que debe ser conquistada,Sicilia Roma esta justo en el medio. No sera tan facil. Roma es débil y está enferma. Sólo tendréis que esperar un poco. ¿Cuánto tiempo? Ese inglés ávido y testarudo, el papa Adriano IV ya tiene un pie en la tumba. Nuestros cardenales me dicen que su sucesor será mucho más dócil. Pronto, muy pronto, podréis sentaros en el trono de Carlomagno. Continuemos. ¡Te agarré! Siniscalco Barozzi vino a casa anoche. Pidió la mano de mi hermana Tessa. Barozzi es un gusano. Barozzi jamás se casará con mi hermana. ¿Y cómo estás tan segura de eso? Bueno, lo intuyo. Así que es cierto lo que dicen. Eres una especie de bruja. No. Espera. ¡Espera! Te traje algo. ESpera.Espera. Con esta vagina te mantendré el resto de mi vida. Con este puñal te defenderé con mi vida. ¿Qué? ¿Qué? Oye. ¿Qué pasa? Eleonora. Oye. ¿Estás dormida? No. Quiero mostrarte algo. Mira juegos ¿Por fin se decidió? Ranero me hizo el juramento. No se lo digas a papá. No hace más que decirme que Siniscalco Barozzi es un buen partido juegos y que podría llegar a ser cónsul algún día. Papá no tendrá que acostarse con Siniscalco Barozzi. Haz caso a tu corazón,Tessa. ¡Acuéstense las dos! Mañana será otro día. Mi corazón ya lo ha decidido. Entonces, así es como debe ser. Dios mío! Puede entrar. Debo consultar directamente con el Emperador. Me temo que tendrá que contentarse con consultar conmigo. Le traigo el juramento de lealtad de Milán.



Remonter