PUB



FavoriteLoadingA 0





TOQUES:

1 ws 1 de Fútbol, Juegos de 1 ws 1 de Fútbol, 1 ws 1 de Fútbol Gratis

1 ws 1 de Fútbol Santidad, esto es todo lo que sé. Flores y Della Rovere conspiran juntos. Della Rovere impulsará a Lucrezia casarse con un novio de su elección juegos o revelará su embarazo. Él, además destrozará a cada uno de su familia. Mira a tu alrededor, nuestra familia se ha ido. Nuestros miembros, destrozados por nuestra propia mano. Usted tiene más familia. Su hija Laura, mi hermana Giulia. ¿Qué puede hacer Giulia? Ella puede mentir. Usted me pidió justificar el regreso de Julia. Nadie en Roma ha visto a mi hermana en nueve meses. Lucrezia está pronta a dar a luz al bebé. Giulia reclamaría al bebé como si fuera suyo con usted como el padre. Un hombre sólo puede estar convencido de hacer lo que él ya deseaba. Estamos de acuerdo con tu propuesta. Pero ya que es su plan para tomar al hijo de Lucrecia juegos debe convencer a la chica. Y encuentra al Cardenal Carafa. Creo que él está por Nápoles. Sí, lo enviamos allí. Estamos llamando a Cesare de regreso a Roma. Vamos a volver a conectar a nuestros miembros juegos y haremos todo el cuerpo una vez más. Lucrezia, si puedes hacer una pausa, Alessandro tiene algo que proponer. Puedo tomar mi lección y escuchar al mismo tiempo. Des Prez, si repites lo que oyes, tu lengua se unirá a tus ojos. Media C. Debes haber crecido ansiosa, secretada lejos por tanto tiempo. Cuando uno peca, uno es castigado. Hasta la línea de Cs y Gs. Dios creó los dolores de parto para castigar a Eva. Después de haber entregado el niño, tú también serás absuelta de tus pecados. Por supuesto, llevarás el estigma de ser madre soltera. No me voy a casar con un falso padre. ¿Maestro? Ahora la línea de As y Es. De acuerdo, pero juegos una madre de alquiler debería deshacerse de toda deshonra. ¿Otra mujer reclama a mi hijo? No cualquier mujer. Giulia. ¡No! Podrías ver al bebé cuando quieras. Y sería temporal. ¿Tú apoyas esto? Sólo para protegerte. Por favor, déjeme. Estás arruinando mi castigo. ¿Maestro? Media C. Ahora veo lo que estaba hablando. Una vez que el bebé esté en sus brazos, no podemos separarlos. Hemos



Remonter